El lado B de Huatulco: ¡tienes que explorarlo!

Cascadas, vegetación, viajes en cuatrimotos y recorridos en un río salvaje son el rostro oculto de este destino

100
El lado B de Huatulco: ¡tienes que explorarlo!
Mariana/Flickr

¿Alguna vez imaginaste que Huatulco es más que playas bonitas? Así es, también muestra un ángulo poco explorado por los visitantes, pero quienes lo han descubierto y gozado, terminan maravillados de tanta magia en un solo lugar.

Para comenzar, no te pierdas una exploración por las bellas caídas de agua dulce, donde hay una que otra poza para darse un chapuzón. Arranquemos el recorrido con las Cascadas de Copalitilla, que se encuentran en la comunidad de San Miguel del Puerto, a una hora de las Bahías

Están rodeadas de una impresionante vegetación, donde abundan plantas medicinales y cafetaleras; para adentrarse a este cosmos natural, se puede realizar una diversidad de actividades como ciclismo, camping, tirolesas, excursionismo, entre otras más. Gracias a que no tiene una gran profundidad, son ideales para meterse a nadar.  

Te puede interesar: Huatulco: lo más hermoso de Oaxaca

Escapa de Huatulco a sus santuarios de agua cristalina 

Desde las Bahías de Huatulco puedes emprender la excursión hacia las Cascadas de Llano Grande, localizadas en la Sierra Madre de Oaxaca, así podrás formar parte de su universo selvático para admirar no sólo sus enigmáticas caídas, también su flora y fauna. Después de este espectáculo, debes visitar una finca cafetalera, para conocer todo el proceso que hay detrás y degustar esta bebida.

Otra impresionante opción son las cascadas Brisas de Granadillo, que se encuentran a una 1:30 horas de Huatulco. Antes de llegar hasta su salto de agua —el más alto de la región— se puede hacer una travesía por su tirolesa de más de 200 metros de altura. Una vez que llegues hasta la presencia de esta caída, descubre los secretos que oculta su cueva.

Te puede interesar: Mazunte: un rincón virgen en Oaxaca

¿Sabías que también se puede practicar rafting? Así es, la experiencia es en el río Copalita Huatulco,  que te lleva hasta la unión del cauce con el mar. Ahí podrás darte un baño azteca con arcilla tradicional; realizar snorkel en la Bahía de la Entrega y apreciar la placa coralina que caracteriza a esta playa.

Por último, puedes regresar hasta las Bahías de Huatulco en cuatrimoto; durante el camino tienes la oportunidad de visitar el iguanario natural, donde hay especies endémicas de la región, para después llegar a la playa Coyote, donde tendrás vistas increíbles. 

Historias en video



En Vivo