El Realejo, seductor para las almas ávidas de aventura

Sus rocas de formas caprichosas invitan a practicar la escalada, rodeadas de la majestuosa naturaleza de San Luis Potosí

223
El Realejo, seductor para las almas ávidas de aventura
fotoaccion/Instagram

Dentro del Área Natural Protegida Reserva Estatal Real de Guadalcázar nos encontramos uno de los tesoros escénicos más sorprendentes de San Luis Potosí: El Realejo, cuya belleza termina por seducir a toda alma libre de experimentar la aventura.

Los alrededores de esta región tuvieron una época de esplendor como sitios mineros, sin embargo, poco a poco fueron decayendo, al grado de sufrir el abandono de su propia gente, hasta convertirse en pueblos fantasma que hoy en día se pueden visitar.

Pero entre los sobrevivientes sobresale El Realejo, comunidad ubica a unos 75 kilómetros de la capital del estado, rodeada de pinos y encinos que conforman todo un universo boscoso, refugio de piedras con formas caprichosas y de diferentes tamaños, que convocan a los más osados hasta principiantes, para ser escaladas.

Te puede interesar: Sótano de las Huahuas, el otro abismo de San Luis Potosí

La vida extrema en El Realejo

El potencial que ofrecen las locaciones naturales que son parte de este pueblo, favorece el desarrollo de un centro ecoturístico  que va tomando forma, gracias a la unión de sus habitantes, con el profesional en escalada, Luis Cajero. Mientras esto se formaliza, el área se mantiene en acción, donde los niños y jóvenes tienen como profesor al deportista.  

Además se ofrece recorrido a caballo, en bicicleta, e incluso en moto, bajo la guía de un experto en los senderos sinuosos propios de esta tierra, hasta introducir en su recorrido el camino a La Galana, donde aún permanecen de pie minas y viejas ruinas, para después descubrir paisajes idílicos que seguro serán inolvidables.

Aquellos que prefieren experiencias extremas, este destino cuenta con travesías definidas para todos los intrépidos en ciclismo de montaña, quienes se enfrentan a caminos que atraviesan matorrales, piedras o cualquier tipo de obstáculo creado por la madre naturaleza. También se puede practicar rappel y tirolesa en El Realejo.

Historias en video



En Vivo