Cañón Río La Venta, el majestuoso abismo de la selva chiapaneca

El Cañón Río La Venta resguarda el "Arco del Tiempo", considerado el arco natural más alto del planeta.

1602
Cañón Río La Venta, el abismo de la selva chiapaneca
Foto: turismo.tuxtla.gob.mx

Cañón Río La Venta es una impresionante barranca de 80 kilómetros de largo con imponentes paredes de hasta 400 metros de alto y angosturas en ocasiones de 10 metros. Uno de los principales tesoros que esconde este paraíso natural es el “Arco del Tiempo“, considerado el arco natural más alto del planeta.

Ubicado en la Reserva de la Biósfera El Ocote, el Cañón Río La Venta recorre de forma sutil las entrañas de la selva chiapaneca a través de un mágico camino bordeado por enormes acantilados que forman un cañón con paredes de piedra caliza, por donde corre parte del río La Venta.

El Cañón Río La Venta es en conjunto un sistema kárstico, que junto con factores tectónicos, ha originado increíbles depresiones como: abismos, grietas, colinas y cuevas, adornadas por una selva mediana de musgos, helechos y demás vegetación endémica de la jungla del sureste mexicano.

Te podría interesar: Musac, una joya arquitectónica de Chiapas convertida en museo

Esta fractura geológica de belleza sinigual se extiende desde la cascada El Aguacero hasta el embalse de la presa Malpaso, por lo que su majestuosidad solo es accesible para expedicionarios que se atreven a recorrer este paraíso de edad incalculable, que se formó debido a la incisión de una corriente fluvial constante.

En el siglo XX, se realizaron diversas expediciones en las cuevas del Cañón Río La Venta que revelaron que este paraíso montañoso sirvió como refugio de miles de pobladores, gracias al hallazgo de esqueletos de niños, que desvelan el desarrollo de rituales de los pueblos del sureste mexicano. Además de algunas pinturas rupestres que aún se conservan.

El “Arco del Tiempo“, considerado el arco natural más alto del planeta con 158 metros de alto, 255 de lago y 35 de ancho, es un invaluable tesoro que se encuentra en uno de los puntos del Cañón Río La Venta y que se une a otras bellezas naturales, como las Cascada de La Conchuda y el Aguacero.

Cañón Río La Venta, un paraíso de aventura

Además de la impresionante belleza de esta falla geológica, el cañón se ha convertido en un imán para los amantes de la naturaleza y las aventuras extremas. Por ello, decenas de aventureros se dan cita a este lugar durante los meses de enero a mayo para disfrutar de las actividades que Cañón Río La Venta ofrece.

Te podría interesar: Ruta Dos Chiapas: la naturaleza en su estado más puro

Debido a la morfología del lugar, aquí se pueden realizar divertidos e intrépidos recorridos en kayak, así como recorrer los río y cuevas subterráneas del cañón, sin olvidar las cascadas de El Aguacero y La Conchuda, por las cuales se puede descender mediante rapel y nadar entre sus aguas.

Mientras que los menos arriesgados podrán disfrutar de la riqueza natural de este lugar a través de un recorrido en lancha, donde podrán admirar el increíble paisaje con toda calma.

Es importante mencionar que para recorrer el Cañón Río La Venta es necesario hacerlo en compañía de guías especializados, los cuales te indicarán en todo momento lo que debes hacer para no correr ningún peligro. De igual manera, existen diversas zonas de campamento para pernoctar y admirar las noches estrelladas de Chiapas.

Historias en video



En Vivo