Cerro del Mono, el imponente guardián en Nayarit

Cerro del Mono, el mirador natural de Nayarit

1065
Cerro del Mono, el imponente guardián nayarita
Foto: turismo.bahiadebanderas.gob.mx

Las costas de Nayarit son un majestuoso paisaje tropical que está conformado por grandes bellezas naturales, una de ellas es el Cerro del Mono, el guardián de Sayulita y zona de senderismo en México desde donde se pueden apreciar hermosas postales de este paraíso natural.

Cerro del Mono, el mirador natural

En la cima del Cerro del Mono se puede contemplar todo el encanto nayarita, desde los hermosos y brillosos tonos azules del mar, el verde intenso de la selva y el blanco de sus arenas finas, adosados por los intensos amarillos del sol.

Este cerro se ubica al norte de Bahía de Banderas, en las inmediaciones de la comunidad Higuera Blanca. Es una cumbre que, en los últimos meses, ha ganado gran popularidad como ruta de senderismo, principalmente de quienes se alojan en Punta Mita y Sayulita.

Te podría interesar: Nuevo Ixtlán: déjate arrullar por las aguas termales de Nayarit

¿Cuánto mide el Cerro del Mono?

Se eleva a 350 metros sobre el nivel del mar, desde su punto más alto se puede admirar la belleza del Océano Pacífico, Punta Mira, Litibu y Sayulita en todo su esplendor, con vistas de 360 grados. Incluso en uno de sus costados se alcanzan a divisar las Islas Marietas.

Existen varias leyendas en torno al nombre del Cerro del Mono, según los lugareños se debe a los tótems que representaban monos que fueron hallados en esta región, los cuales se cree que pertenecieron a los habitantes más antiguos de la zona.

El reino del senderismo, ¿cómo subirlo?

Para subir el Cerro del Mono existen dos rutas, por Mal Paso y por Higuera Blanca, la segunda es la más sencilla y es perfecta para todo tipo de aventureros, primero se tiene que cruzar su plazoleta e internarse de a poco en la jungla por un sendero junto al arroyo, entre accesos a ranchos y selva baja caducifolia, en la recta final del recorrido hay que escalar para conquistar la cima.

La dificultad del recorrido es media, ya que no es tan sencillo llegar a la cima, existen tramos firmes y otros no tanto, así como rocas por escalar, por lo que se recomienda tomarlo con calma y a su ritmo, principalmente si no están acostumbrados a hacer actividad física, ya que suele ser muy demandante.

Existen tour-operadoras que se encargan de realizar los recorridos con la ayuda de guías experimentados que están familiarizados con los senderos, ya que hacerlo por cuenta propia puede ser riesgoso; hay caminatas a distintas horas, pero se recomienda hacer esta actividad durante el día o al atardecer para evitar los rayos del sol.

A lo largo del trayecto se da una breve explicación sobre la flora y fauna que habita en al región y las aves se encargan de ponerle música al recorrido con sus cantos. Completar el trayecto requiere cerca de tres horas y se recomienda llevar agua, repelente de insectos, protector solar y algún snack para recuperar energías.

Te podría interesar: Playa Novillero, un paraíso de Riviera Nayarit en México

Un templo de culto

El Cerro del Mono es un sitio sagrado y sumamente representativo para los Huicholes, por lo que es común encontrar ofrendas y listones de muchos colores y con suerte se puede contemplar de uno que otro ritual.

¿Cómo llegar al Cerro del Mono?

Existen dos opciones, reservar un tour con alguna de las operadoras locales o hacerlo por cuenta propia, explorando el camino. Únicamente hay que llegar hasta Higuera Blanca y preguntar por el mural del Cerro del Mono, donde uno se puede estacionar y emprender la aventura.

Historias en video



En Vivo