¿Por qué visitar el Gran Cenote en Tulum?

Descubre las maravillas que atesora este lugar, que prácticamente se divide en dos secciones, una para nadar y otra para bucear.

138
Gran Cenote
Foto: Belikova Oksana/Shutterstock.com

Como parte de los atractivos que ofrece Tulum, encontramos estos santuarios llenos de agua dulce que se han convertido en toda una sensación entre los visitantes. Así que hoy te recomendaremos el Gran Cenote, uno de los más famosos de la Riviera Maya, que puedes disfrutar a través de diversas actividades

Históricamente estos espacios enclavados en la selva del sureste mexicano han logrado un impacto positivo entre los turistas, por las bellezas geológicas que revela tanto en su exterior como interior, además la temperatura de su manantial resulta refrescante para las temperaturas que se registran en Quintana Roo, sobre todo en verano.

Además, les antecede todo un misticismo al ser considerados como santuarios, utilizados por los antiguos mayas para rituales con sacrificios y ofrendas incluidas. Todo este halo de espiritualidad dedicada a deidades que simbolizaban a la Madre Naturaleza, es lo que poco a poco colocó en el mapa al Gran Cenote y, por supuesto, a otros tantos del territorio. 

Te puede interesar: Cenote Dzitnup: La residencia de los dioses en Valladolid, el Pueblo Mágico de Yucatán

¿Cómo puedes disfrutar del Gran Cenote?

Sin duda, quien visita por primera vez el Gran Cenote queda impactado por su belleza, ya que su agua cristalina deja al descubierto las formaciones rocosas que hay en su fondo, las cuales se extiende hasta su parte interior, donde se observan estalactitas y estalagmitas, para despertar la imaginación de sus exploradores.

A todo este universo lo enmarca una exuberante vegetación propia de la selva maya, que va acrecentando una atmósfera apropiada para que el visitante se vaya unificando con su entorno y dejarse llevar los sonidos de la biodiversidad que tiene como hábitat este maravilloso lugar, el cual se halla a 5 kilómetros del centro de Tulum.

El Gran Cenote es clasificado como semiabierto, así que podríamos decir que se divide en dos áreas: su parte abierta tiene una profundidad de 10 metros, espacio perfecto para nadar, esnorquelear o simplemente juguetear con los amigos. Para aquellos que no saben nadar, ahí mismo se rentan chalecos salvavidas

Pero si eres un experto para sumergirte con todo equipo necesario, entonces contrata un guía certificado para que te lleve a practicar espeleobuceo en su sección de 15 metros de profundidad, así que se promete otro tipo de experiencia, que por supuesto es más extrema y fuera de este mundo, claro, así te sentirás con esos escenarios que oculta en su interior. 

Te puede interesar: Cenote Ik-Kil: Refrescante chapuzón cerca de la zona arqueológica de Chichén Itzá

Precio: 

200 pesos la entrada por persona

Horarios:

De 10:00 a 17:00 horas

Mayor información: 

Turismo de Quintana Roo

Ubicación: 

Historias en video



En Vivo