Mirador de cristal en Zacatlán, podrás admirar las nubes en Puebla

Admira la serranía poblana en este mirador de cristal apto para aventureros

74
mirador de cristal
Foto: Instagram/ @fertorres036

Si te encuentras en la Sierra Norte de Puebla, lo primero que te llamará la atención es su verde vegetación, mientras paseas por las carreteras o sus pueblos de alrededor. Sin embargo, uno de los mejores lugares para poder admirar este sitio es el Mirador de cristal de Zacatlán de las Manzanas. 

A unas cuadras de la plaza principal, a espaldas del Panteón Municipal podrás ver el Mirador de la Barranca, un espacio único en su tipo que te hará sentir en las nubes. Se trata del mirador de cristal que te hará sentir como si emprendieras el vuelo hacia la sierra. 

Te puede interesar: Zihuatanejo, entre los mejores destinos en favor del medio ambiente del 2022 ¿Por qué?

Desde este lugar se alcanza a ver la cascada Cola de Caballo y algunas casitas rústicas que se esconden entre la naturaleza.

Esta estructura de concreto hidráulico, acero inoxidable y cristal templado se ha convertido en uno de los lugares favoritos por los visitantes y también por los locales, sobre todo al amanecer y durante el atardecer, cuando las vistas son aún más bellas; el espectáculo visual de la luz jugando con las nubes y el verde de los árboles se queda guardado en la memoria.


Una vez que llegas a este mirador podrás permanecer en el complejo turístico de la Barranca. De hecho, detrás de este mirador se encuentran los famosos Vitromurales de Zacatlán, una serie de murales elaborados con azulejos de colores que muestran escenas religiosas sobre la creación del universo. 

Te puede interesar: Conoce el Hotel Mirador en las Barrancas de Cobre

¿Cómo llegar al mirador de cristal del Zacatlán de las Manzanas? 

Para llegar al mirador de cristal, la Ciudad de México, hay que tomar la carretera hacia Tulancingo y luego continuar por la autopista a Tuxpan. Al llegar a Nuevo Necaxa se toma la salida hacia Tuxpan libre y se continúa por la carretera que conduce a Apizaco y Zacatlán