Destinos mexicanos con nombres raros

Desde La Chingada hasta Parangaricutirimícuaro, así son estos destinos de México

485
Destinos mexicanos con nombres raros
Foto: Tani Xíimbal/Facebook

México posee una enorme extensión territorial y un sinfín de destinos con características particulares. A su vez, el territorio se divide en estados, municipios, pueblos, alcaldías, calles, entre otras, cuyos nombres son un tanto extraños y que frecuentemente derivan de alguna de las tantas lenguas indígenas que se hablan a lo largo de la república.

Muchos otros de esos nombres tienen influencia española o simplemente hacen referencia a lugares, personajes históricos o características de la región.

A continuación te enlistamos algunos ejemplos de los destinos mexicanos con los nombres más raros.

Te podría interesar: ¿Conoces la cueva de las serpientes colgantes en Quintana Roo?

Xbox, en Yucatán

Esta región pertenece al municipio de Chacsinkín, en Yucatán. Aunque su nombre se escribe igual que la famosa consola de videojuegos Xbox de Microsoft, se pronuncia diferente (“shbosh”) y proviene de los vocablos mayas x, que se refiere a una “mujer”, y box, que alude al “color negro”, lo que daría como significado “la negra”.

La Negra proviene de una creencia local: los habitantes del lugar aseguran que una mujer vestida de negro se aparecía en las cercanías del pozo del pueblo en repetidas ocasiones.

“Dicen que una vez en la noche, ahí cerca del pozo, se apareció una mujer, así toda vestida de negro”, relató Federico Piña May, comisario municipal de Xbox.

Este es uno de los destinos o 10 comisarías del municipio de Chacsinkín, en la parte sur de Yucatán, a unos 90 minutos de Mérida. Se encuentra rodeado por los municipios de Peto, Cantamayec, Tzucacab, Tahdziú y Tixméhuac.

Válgame Dios, en Sinaloa

De acuerdo con información del blog especializado Pueblos América, Válgame Dios es una comunidad recóndita de Badiraguato, en Sinaloa. Su nombre hace referencia a la expresión de miles de viajeros al darse cuenta de la lejanía y dificultades para llegar allí.

Se ubica a casi diez horas de Culiacán y es una zona serrana de difícil acceso; según información del Programa para el Desarrollo de las Zonas Prioritarias (PDZP), únicamente cuenta con seis habitantes.

Su clima es cálido subhúmedo, con lluvias principalmente en verano. Cerca de la zona se pueden realizar actividades como pesca deportiva y ecoturismo.

Buckingham, en Nayarit

De acuerdo con su cuenta oficial de Facebook, este pueblo se encuentra dentro del municipio de Santa María del Oro y cuenta con aproximadamente mil 500 habitantes. Se ubica a 30 minutos del volcán Las Navajas y a menos de 60 minutos de Tepic, en Nayarit.

Su nombre se asemeja al histórico palacio que se encuentra en Inglaterra; sin embargo, nada se relaciona con éste, sino con un inmigrante inglés que se adueñó de las tierras cercanas a la localidad de San José de Mojarras. Los habitantes del pueblo se refieren a este lugar como Bucky.

Pitorreal, en Chihuahua

Su nombre se deriva de una piedra de aspecto fálico llamada La Mexicana. Se cree que dicha formación rocosa otorga fertilidad a quienes la tocan, razón por la cual se convirtió en un sitio turístico.

Muy cerca se encuentra una estación de tren que lleva el mismo nombre. Pitorreal es un municipio de Guachochi, dentro de la Sierra Madre Occidental y se encuentra a casi cuatro horas de la capital de Chihuahua.

San Antonio Texas, en Guanajuato

Lleva el mismo nombre que la ciudad de Estados Unidos. Se encuentra en un ejido de Silao, en Guanajuato. El origen de la toponimia se desconoce, pero se atribuye a la llegada de inmigrantes texanos en el pasado.

Según datos del sitio Pueblos América, cuenta con aproximadamente mil 735 habitantes y se ubica frente al Aeropuerto de Guanajuato.

Tangamandapio, en Michoacán

Este es uno de los destinos con nombres raros quizá más conocido. La toponimia de Tangamandapio es de origen chichimeca y significa “tronco podrido que se mantiene en pie. Este nombre cobró relevancia gracias a la serie el Chavo del 8, pues el personaje Jaimito El Cartero “nació” aquí.

Se encuentra en el estado de Michoacán, en una región cercana a Jalisco. Se fundó antes de la conformación del Imperio tarasco por descendientes de los tecos o xanuchas.

Te podría interesar: Gangkhar Puensum: indomable montaña sagrada del Tíbet

Las Tetillas, en Zacatecas

Se ubica en el municipio de Río Grande, en Zacatecas —conocido como El granero de la nación, por ser uno de los mayores productores de frijol—. Cuenta con mil 649 habitantes. Se encuentra a más de 2020 metros de altitud y 0.12% de los adultos de esta región habla en lengua indígena.

La Chingada, en Jalisco

Es una pequeña comunidad del municipio de San Gabriel que se halla a dos horas de Guadalajara. Existen cuatro destinos que llevan por nombre La Chingada, pero ésta es a la que más se hace referencia.

La versión veracruzana de La Chingada se ubica en el Valle de Perote, cerca de los límites con Puebla. Su nombre obedece a que los habitantes se sienten lejos de la cabecera municipal y se hizo popular en México cuando comenzó el brote de influenza H1N1.

Salsipuedes, en Baja California

Es una pequeña isla que se encuentra en el estado de Baja California. Con sólo dos kilómetros de largo y uno de ancho, Salsipuedes es un sitio que hasta la década de 1960 era desconocido para los turistas.

Comenzó a cobrar popularidad cuando se abrió la autopista costera de Tijuana a Ensenada; fue entonces cuando viajeros que recorrían la zona quedaban asombrados con el letrero que anunciada: “Salsipuedes: 3 kilómetros”.

La Nalga de Ventura, en Guanajuato

Se sitúa en el municipio de Valle de Santiago, en Guanajuato. Tiene apenas 199 habitantes y se encuentra a una altura de mil 716 metros sobre el nivel del mar.

Naco, en Sonora

Se encuentra en el estado de Sonora. Naco proviene de la lengua ópata y significa “nopal”; esta zona estuvo habitada por nahuas y ópatas. En la actualidad, mantiene su fama por ser el lugar donde se desarrollaron batallas relacionadas con la Revolución Mexicana.

Naco es conocido por sus excelentes muebles de madera, fierro y metal. Recordemos que también es un término clasista y despectivo que se emplea para referirse a personas humildes, “mal vestidas” o que no hablan español.

Parangaricutirimícuaro, en Michoacán

A esta palabra se le han atribuido diversos significados. Algunos corresponden a “pequeño”, otros a “mesa”, ya que el pueblo se estableció en una meseta. Sin embargo, fue destruido tras la aparición del volcán Paricutín.

Se encontraba en medio de la meseta tarasca, pero únicamente sobrevivió parte de la iglesia y una que otra casa, las cuales hoy son el atractivo turístico de la región. Es uno de los destinos con nombres raros más enigmáticos.

Está Cabrón, en Veracruz

Hoy es un pueblo fantasma que se ubicaba en el municipio de Jáltipan, en Veracruz. La altitud de Está Cabrón es de 8 metros sobre el nivel del mar y no existen rastros de sus habitantes.

Historias en video



En Vivo