Oaxaca nos ofrece su baile Flor de Piña, ¿cual es su origen?

La primera vez que se presentó fue en el escenario de la fiesta de la Guelaguetza en 1958

114
Oaxaca nos ofrece su baile Flor de Piña, ¿cual es su origen?
Luis Felipe Balderas Cruz/Flickr

Todo comenzó con la necesidad de crear un elemento que diera identidad al pueblo de San Juan Bautista Tuxtepec, pues por su ubicación geográfica era asociado a Veracruz, así que Alfonso Pérez Gasga, gobernador de Oaxaca a finales de los 50, se le ocurrió pedir una coreografía que pudiera resaltar las raíces indígenas de la Cuenca.

La tarea fue encomendada a la maestra tuxtepecana Paulina Solís Ocampo, que por aquellos ayeres se desempeñaba como docente de Educación Artística. Gracias a sus conocimientos en danzas tradicionales mexicanas y las investigaciones que realizaba sobre la indumentaria de la región, parece que facilitaron la tarea.

Te puede interesar: Ruta de la Chinantla, la región más exuberante en Oaxaca

Pero su trabajo fue en colaboración con el compositor Samuel Mondragón, quien se encargó de la música. Así que juntos lograron crear el baile Flor de Piña en 1958, que colocó a Tuxtepec como uno de los más importantes representantes del folclor oaxaqueño, por parte de la región del Papaloapan.

Esta danza, que es una de las más esperadas durante la fiesta de la Guelaguetza, fue creada a través del diseño de su vestuario, que es típico de la Cuenca, mismo que comparten la cultura mazateca y chinanteca. El huipil responde a la creatividad de cada comunidad, cuya característica que los unifica son los bordados coloridos hechos en telar de cintura.  

Oaxaca orgulloso de su danza

Se entretejen con tres lienzos unidos por una cinta llamada randa, donde sobresalen las imágenes que representan elementos esenciales de cada municipio de la región. No puede faltar la famosa piña, decorada con un listón rojo

La coreografía inicia cuando un caballero recita el poema Flor de Piña -que describe cada uno de los huipiles de los siete municipios que conforman este baile-, escrito por el poeta tuxtepecano Felipe Matías Velasco. Los movimientos que interpretan las doncellas, son muy similares a los que realizan naturalmente las mujeres chinantecas. Al final, cada participante regala su piña al público.

Sin embargo, con el tiempo se le hicieron algunas arreglos para darle mayor proyección, así que la entrada es más cadenciosa en su coreografía, mientras que se añadió el vals La tonalteca, del compositor chiapaneco Alberto Peña Ríos, para acompañar a las bailarinas a que ocupen su lugar y puedan hacer una reverencia a los espectadores. 

Un dato más para llenarte de orgullo, sobre todo si eres de Oaxaca, resulta que el baile Flor de Piña obtuvo el primer lugar del Baltic Pearl Festival de Rusia en 2018, que se llevó a cabo en San Petersburgo

Historias en video



En Vivo