¿Un ovni en México? Conoce lo que esconde Atlimeyaya

No es una historia de Jaime Maussan; los habitantes de este poblado aseguran haber visto este tipo de objetos

243
¿Un ovni en México? Conoce lo que esconde Atlimeyaya
Foto: ignaciogonzalez.1001/Instagram

Para los amantes del fenómeno ovni y de encuentros cercanos del tercer tipo, Atlimeyaya será una parada obligada cada vez que visiten Atlixco, en Puebla, pues cuenta con una de las atracciones turísticas más extrañas del estado.

Llamado el Ovni de Atlimeyaya, hay una escultura que se ha convertido en toda una atracción desde 2001. Todo inició cuando el Ayuntamiento Municipal solicitó a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) un viejo tanque para edificar una escultura.

Este esqueleto de aluminio fue convertido en un objeto volador no identificado (ovni), mismo que fue moldeado por el escultor chileno Ricardo Vivar, quien creaba grandes obras de arte a partir de desechos industriales.

Basado en su experiencia con desechos, Vivar decidió plasmar su arte con la forma que los habitantes poblanos aseguraban haber visto; de ser un viejo tanque, se convirtió ni más ni menos en una nave extraterrestre, con una altura de 7 metros y un diámetro de 8 metros.

Te podría interesar: Sendero Ecoturístico de Tutunendo, el nuevo atractivo turístico de Colombia

¿Ovnis sobre Puebla?

Los pobladores del lugar aseguran haber visto ovnis, ya sea en forma de luces intermitentes o de algún cuerpo extraño que sobrevolaba los cielos poblanos. Tanto Atlixco como Metepec son presumiblemente dos pueblos con aparente actividad extraterrestre en el país.

Esta fama comenzó a forjarse en la década de 1990, cuando se reportaron diversos avistamientos de luces extrañas en los cielos de Metepec, así como en las cercanías del volcán Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

Te podría interesar: Conoce el Telón Mural Los Danzantes en el antiguo Cine Manacar

Tras los rumores, cada fin de semana se daban cita visitantes para presenciar los aparentes avistamientos ovni; por ello, los lugareños decidieron exprimir al máximo el potencial de la situación, dando origen así a la escultura Ovni de Atlimeyaya.

Cabe destacar que el Ovni de Atlimeyaya se encuentra cerca del Punto Marconi, un “sitio muerto” en la carretera. Aquí sucede algo bastante peculiar: una ilusión óptica hace parecer que los automóviles ruedan cuesta arriba, desafiando las leyes de la gravedad.

En este punto se ha podido comprobar con un altímetro que el norte se halla 80 grados más alto que en el sur, de ahí que se genere dicha ilusión óptica.

Desde el monumento ovni se puede contemplar de forma majestuosa el Valle de Puebla. Además, a 30 metros de la escultura se puede visitar un bonita cascada, así como exuberantes viveros.

Historias en video



En Vivo