La Catedral de Morelia: 200 años de embellecer a Michoacán

La construcción de la Catedral de Morelia inició en 1660 y terminó en 1744, y cuenta con piezas que datan de los siglos XVI, XVIII e inicios del siglo XX

615
La Catedral de Morelia: 200 años de embellecer a Michoacán
Foto: Archivo Sectur Morelia

La ciudad de Morelia, en Michoacán, es una de las más hermosas de México y parte de su belleza se debe a su majestuosa Catedral, la cual se ubica en el primer cuadro del Centro Histórico y además de ser un sitio que deleita a la vista, también guarda entre sus paredes una gran historia.

La arquitectura colonial de esta gran ciudad, sus edificios de cantera rosa, su iluminación nocturna y sus paisajes barrocos, son las piezas clave para que este destino sea uno de los más bellos de México, y es que solo con caminar por las calles de esta Ciudad Patrimonio, es como si el tiempo se detuviera en el siglo XVIII.

La Catedral de Morelia consta de una fachada que está compuesta por dos enormes torres divididas en tres niveles cada una; en su totalidad el templo está construido de cantera rosa con acabados barrocos.

Una característica peculiar de la Catedral de Morelia es que ninguna construcción de la ciudad puede sobrepasar su altura. Sus torres tienen una altura de 66.8 metros, por lo que se posicionan en el cuarto lugar de las torres más altas de México.

Una larga historia

Es la iglesia más importante de Morelia, pero antes de ésta hubo otra que se construyó en 1580, la cual era mucho más pequeña y sencilla que la actual; servía para los habitantes de Valladolid (así se conocía antiguamente a Morelia). Pero debido al crecimiento poblacional y a un incendio en el lugar, fue necesario construir un templo nuevo de mayores dimensiones y más fuerte.  

Es así como el 6 de agosto del año 1660 el obispo Fray Marcos Ramírez del Prado puso la primera piedra de la actual Catedral de Morelia. El edificio es creación del arquitecto italiano Vicente Barroso de Escayola, quien murió en 1662 antes de poder ver terminada su obra pues está se concluyó en 1744.

El estilo de la Catedral de Morelia es barroco tablerado. En su interior predomina como base de la ornamentación, el orden dórico y los retablos neoclásicos. Lo último que se le colocó fue en el siglo XIX y se trató de una reja que le rodea para evitar saqueos.

La Catedral de Morelia paso por épocas muy fuertes e históricas como la Independencia de México y la Revolución Mexicana, sin embargo, pese a ello aún conserva piezas originales y muy antiguas.

Te podría interesar: Conoce la leyenda maligna de la Piedra Negra, en la Catedral de Zacatecas

Los tesoros de la Catedral

Entre las valores culturales que alberga la Catedral de Morelia se encuentran:

  • El Manifestador de plata, estilo barroco y elaborado en el siglo XVIII.
  • El Órgano Monumental que se compone de 4 mil 600 flautas y es de principios del siglo XX; de estilo churrigueresco, es originario de Alemania y la calidad de su sonido es tal que lo hacen uno de los mejores de este continente.
  • La Pila Bautismal de estilo neoclásico de plata que es única, construida alrededor de 1790 y se dice que ahí fue bautizado el mismísimo Agustín de Iturbide.
  • Un imponente Cristo de marfil del siglo XVI, el cual fue elaborado con una técnica prehispánica a base de pasta de caña de maíz.
  • Resguarda cuatro jarrones chinos traídos de la Nao de Manila de la época de Nueva España.
  • Dos obras del pintor novohispano Miguel Cabrera, en una se retrata el nacimiento de Jesús y en la otra el sueño de San José, y el báculo de Vasco de Quiroga, primer Obispo de Michoacán.
  • Además de valiosas pinturas en la sacristía y la sala capitular.

Actualmente, la Catedral de Morelia michoacana es uno de los lugares más icónicos de la ciudad, favorito de lugareños y turistas. Por ello, cuando el semáforo epidemiológico lo permita, Morelia te invita a conocer esta majestuosa construcción.

Historias en video



En Vivo