Zona arqueológica de Teúl: sus antiguos pobladores tenían conocimientos avanzados de ingeniería

Destaca por su avanzado sistema hidráulico que permitió la captación de agua pluvial, aprovechar manantiales y evitar deslaves e inundaciones

147
Zona arqueológica de Teúl: sus antiguos pobladores tenían conocimientos avanzados de ingeniería
@ZacatecasTravel/Twitter

Hace sólo un par de años se inauguró al público la zona arqueológica de Teúl, que se ubica al sur de Zacatecas. Para ser más específicos fue en octubre de 2018, así que prácticamente es un sitio de nueva exploración para el turismo. Pero, ¿qué detalles o elementos pusieron en la mira a este destino?  

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lo que colocó en el mapamundi a este lugar fue el hallazgo de un par de monolitos que hacen referencia a la leyenda de los dioses gemelos Hunahpú e Ixbalanquéque representan el Sol y la Luna-, quienes vencieron a los Señores del Xibalbáinframundo– en un juego de pelota. Historia narrada en el Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas.

Te puede interesar: Zona arqueológica de Ranas, una ciudad prehispánica queretana

Se encontraron entre el 2010 y 2012, durante una excavación arqueológica en el Juego de Pelota perteneciente al Cerro del Teúl, sitio con edificaciones que datan por lo menos de 2 mil años

En la actualidad se desconoce el nombre y lengua de sus primeros ocupantes, pero las investigaciones arrojan la hipótesis de que fue habitado por caxcanes, durante su última etapa que culmina con la llegada de los españoles, en 1530.

Zona arqueológica de Teúl con interesantes revelaciones

Antes de su apertura al público, el INAH dedicó 10 años de trabajos de exploración. Durante este tiempo descubrieron entre los vestigios tumbas de tiro, una práctica funeraria que remite a un par de siglos antes de nuestra era

Los antropólogos explican que este asentamiento prehispánico se construyó aprovechando las condiciones del terreno para edificar sobre la roca madre, donde destaca un avanzado sistema hidráulico que permitió a sus antiguos pobladores la captación de agua pluvial, aprovechar manantiales y evitar deslaves e inundaciones.

Te puede interesar: Chichén Itzá: ¿qué protocolos debes seguir durante tu visita a la zona arqueológica?

También se encontraron con los primeros vestigios de sedentarismo en el estado, asociados a la práctica agrícola, creencias religiosas y políticas de los primeros poblados donde existía culto a la fertilidad, que remite a la montaña y el agua como entes sagrados, que de acuerdo con los experto, es un concepto náhuatl.

El INAH cree que pudo haber sido ocupado por distintas sociedades a lo largo de 16 siglos, aunque se halló un cuerpo rocoso con petrograbados que son más antiguos que la ocupación sedentaria, sin embargo, la fecha aún se desconoce. 

Mientras tanto, quien visité la zona arqueológica de Teúl podrás admirar los edificios de la etapa constructiva que corresponden al periodo de apogeo de los siglos X y XIV, que develan una intensa actividad comercial con sociedades del Occidente, conocida como red Aztatlán. Es una de las áreas mejor restauradas.

Con información de El Economista

Historias en video



En Vivo