Claustro de Sor Juana, un sobreviviente cultural de la CDMX

El Claustro de Sor Juana es un recinto que alberga una universidad de gran prestigio y donde además se realizan eventos culturales y sociales.

137
Claustro de Sor Juana, un sobreviviente cultural de la CDMX
Foto: soyerickcid/Instagram

En el Centro Histórico de la CDMX se encuentra el Claustro de Sor Juana, un recinto emblemático de la capital del país que se mantiene vigente y más vivo que nunca dentro de la vida universitaria y cultural.

Su nombre deriva de Juana Ramírez de Asbaje, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, nombre que se relaciona con otros dos famosos epítetos que llevó en vida la mona jerónima: “Décima Musa” y “Fénix de México“.

El Claustro de Sor Juana ha tenido cinco etapas de rescate y reconstrucción (1623,1690, 1774, 1867 y 1988); sin embargo, todavía es posible admirar vestigios de sus años de esplendor. A continuación te contaremos la historia de este recinto que hoy en día es una universidad.

Te podría interesar: Estos son los edificios más antiguos del Centro Histórico de la CDMX

El convento original de la Orden de las Jerónimas, a donde perteneció Sor Juana Inés de la Cruz, se encontraba situado en la esquina de las calles San Jerónimo y 5 de febrero, pero con el paso de los años esta abadía creció.

Posteriormente, con la promulgación de las Leyes de Reforma, se dictó la exclaustración de los 12 mil 778 metros cuadrados que conforman la manzana donde se encuentra el Claustro de Sor Juana. Con esto, una fracción del convento fue vendida a particulares; mientras que el resto se usó como cuartel para la milicia y como hospital.

Posteriormente, en su interior fueron instalados algunos negocios y comercios e incluso un establo, así como una panadería y un hotel en el lado oriente del templo.

Sor Juana Inés de la Cruz ingresó como novicia al convento de San Jerónimo, de las hijas de Santa Paula, en el año de 1668 y es profesa como religiosa el 24 de febrero de 1669. En este recinto pasó el resto de su vida, aproximadamente 27 años.

Durante sus años en el convento, sobresalió más en la escritura que en ejercicio religioso, asimismo, administró y fue contadora del convento de San Jerónimo durante nueve años.

Te podría interesar: ¿Cómo nació el Barrio Chino en la CDMX? Descúbrelo

Aquí escribió grandes obras literarias como “Los empeños de una casa” (1683) y “Protesta de Fe”, por mencionar algunas. Para 1693 comienza al retiro de la monja, quien deja de acudir al locutorio e inicia un silencio sin retorno.

Antes de su muerte ratifica sus votos religiosos en 1694 y muere el 17 de abril de 1595 a consecuencia del tifus, una enfermedad epidémica de aquella época, por lo que es sepultada bajo el coro de la iglesia del tempo. Es por esto que dentro del Claustro de Sor Juana se puede leer una placa que dice: “En este recinto que es el coro bajo y entierro de las monjas de San Jerónimo, fue sepultada Sor Juana Inés de la Cruz”.

Hoy en día, el Claustro de Sor Juana alberga una Universidad del mismo nombre, cuyo renombre y prestigio a llegado a nivel internacional. Además se imparten cursos y talleres y se realizan una gran cantidad de eventos culturales, además uno que otro de carácter social.

Historias en video



En Vivo