Templo Expiatorio de León, la “pequeña Notre Dame” mexicana

El Templo Expiatorio, mejor conocido como "la pequeña Notre Dame", tardó más de 90 años para poder ser inaugurado.

434
Templo Expiatorio de León, la
Foto: Keyla Martínez/Unplash

El Templo Expiatorio de León es uno de los recintos más emblemáticos de Guanajuato y está dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Su construcción data del 8 julio de 1921 cuando el obispo de León, Emeterio Valverde y Téllez bendijo la primera piedra y cuya inauguración se dio hasta el 20 de marzo de 2012 por el Papa Benedicto XVI.

Más de 90 años pasaron para que el Templo Expiatorio estuviera concluido en su totalidad. Este hermoso inmueble de estilo neogótico, con rosetones, vitrales, agujas, arcos, columnas y demás elementos arquitectónicos que hacen que sea considerado como la “Pequeña Notre Dame“, debido a su semejanza con la catedral de París.

Te podría interesar: Cerro del Cubilete: cúspide de la fe en Guanajuato

En su construcción destacan tres enormes puertas de bronce, una por cada nave, entre una serie de arcos concéntricos en cuyos tímpanos lucen esculturas de mármol. En sus puertas se aprecian en relieve la Basílica de San Pedro y la presentación de diversas escenas bíblicas.

Su campana mayor, instalada a 13 metros de altura, pesa más de dos toneladas y media, y fue fundida en 1950 por el artesano leonés Tiburcio Medina. Su piso es de granito natural, mientras que el altar principal está hecho con dos tipos de mármol.

Sin embargo, su mayor atractivo son las siete catacumbas que se encuentran debajo del templo a una profundidad de 12 metros, a las cuales se llega por un laberinto subterráneo conformado por pasillos con imágenes de santos.

Este templo se encuentra en la zona turística de León y destaca por su singular belleza arquitectónica y su imponente construcción que está próxima a cumplir 100 años, desde aquel 8 de julio de 1921 que fue colocada la primera piedra.

Te podría interesar: La Judea en Guanajuato, una tradición tallada en madera

El Templo Expiatorio es obra del arquitecto Luis G. Olvera Aunado, quien inició la obra “terminada” 33 mil 159 días después de la colocación de la primera piedra. Está erigido sobre un predio cedido por la creyente del Sagrado Corazón, llamada Martha Araujo.

El Templo Expiatorio y el fin del mundo

La Pequeña Notre Dame” esconde grandes historias y leyendas, una de ellas tiene que ver con el fin del mundo, ya que se creía que cuando se colocara el último detalle del Templo Expiatorio, ese día se acabaría el mundo.

Historias en video



En Vivo