Aguascalientes: leyenda del beso que dio origen a un estado

La historia fue rescatada por el ingeniero Elías L. Torres, en un escrito sobre la soberanía de la entidad, que en su tiempo provocó gran polémica

217
Aguascalientes: leyenda del beso que dio origen a un estado
Foto: @Aguascalientes/Twitter

El inesperado surgimiento de Aguascalientes como estado comenzó con una sublevación al presidente Antonio López de Santa Anna, pero sólo sería el pretexto para dar origen a la famosa leyenda del beso, que según cuenta, fue lo que motivó a que se independizara de Zacatecas.

Todo ocurrió en 1835, cuando el mandatario pernoctó en el destino que él mismo haría libre, con la intención de sofocar la rebelión en su contra, encabezada por el gobernador zacatecano Francisco García Salinas. A partir de este momento, la historia de cada estados cambiaría radicalmente. Ahora te contamos por qué. 

Resulta que el distinguido e influyente habitante de esa ciudad, don Pedro García Rojas y su esposa, doña Luisa Fernández Villa, recibieron en su hogar a Santa Anna. Durante la cena, los anfitriones escucharon y compartieron anécdotas con el presidente. Pero poco a poco la charla abarcaría temas políticos, donde la mujer tomaría la batuta de la conversación. 

Doña Luisa relató la situación que padecía Aguascalientes en ese momento: falta de empleos, educación, escuelas y cómo la administración se quedaba con gran parte de la recaudación del ayuntamiento. Además, le hizo extensivo el deseo de su pueblo, de liberarse del yugo de Zacatecas.

Te puede interesar: Museo Espacio: el pasado y presente de Aguascalientes

¿Cómo surgió Aguascalientes?

La intensidad de la conversación fue interrumpida por un empleado de la familia, quien pidió a Don Pedro atender un asunto con urgencia, así que se retiró de inmediato. Pero su esposa aprovecharía el momento para ser directa con el mandatario y expresar que en su tierra deseaba ser independiente.

“Basta que usted lo quiera general, que en este pueblo todos lo anhelamos, llegaríamos hasta el sacrificio para obtenerlo”. Cuando López de Santa Anna tomó a la dama de la mano, le preguntó: “¿De veras hasta el sacrificio?”. Ella lo reafirmó, así que el presidente junto sus labios a los de ella, en un prolongado e impetuoso beso

Te puede interesar: Te presentamos Calvillo, Pueblo Mágico de Aguascalientes

Cuando regresó su esposo, emocionada se acercó a él y le dijo que por fin Aguascalientes sería libre. Momento que fue confirmado por el invitado, quien el 23 de mayo de 1835 expidió un decreto para separar la entidad de Zacatecas y nombrar como su gobernador al mismísimo Don Pedro García Rojas.

Así surgió la leyenda del beso de Santa Anna, incluso, en el escudo de Aguascalientes aparecen unos labios femeninos, en color rojo, que se dicen simbolizan esta historia, la cual fue recuperada por el ingeniero Elías L. Torres, en un escrito sobre la Soberanía del estado, que en su tiempo provocó gran polémica dentro de una sociedad recatada. 

Historias en video



En Vivo