Castillo de la Salud: ¿conoces este santuario alternativo en San Luis Potosí?

Una de las áreas más visitadas es la Casa del Curandero, donde un chamán realiza limpias tradicional entre rezos en náhuatl, incienso, copal y plantas aromáticas

1352
Castillo de la Salud en SLP
Foto: @castillodelasalud/Facebook

En medio de la vegetación exuberante que caracteriza a San Luis Potosí, encuentras una fortaleza de colores, muy similar a la de los cuentos fantásticos. A la vista, parece que se trata de un parque temático, pero nada que ver, es el Castillo de la Salud de Beto Ramón, un santuario especializado en medicina tradicional.

¿Dónde está el Castillo de la Salud?

Se halla en el municipio de Axtla de Terrazas, a 25 kilómetros del Pueblo Mágico de Xilitla. El nombre del caballero -médico náhuatl- es quien dio vida a este paradisíaco lugar que erigió en 1974. Un espacio dedicado al estudio, cultivo y uso de plantas medicinales, tradición que heredó de su familia. 

Te puede interesar: El Jardín Escultórico de Edward James se une a la lista Great Gardens of…

En este centro se promueve la salud entre los miembros de la comunidad y para su mejor aprovechamiento está dividido en secciones y edificios; los más destacados son: Iglesia del Señor de la Salud, Ojo de Dios, Torre de Babel, Arca de Noé, Casa del Venado, Libro de las Sagradas Escrituras o Árbol del Corazón.

¿Quién está a cargo del Castillo de la Salud?

En la actualidad, la administración de este lugar que tardó 20 años en levantarse corre a cargo de la hija del artífice de esta obra: Gloria Ramón, bióloga de profesión, quien junto con su equipo sigue atendiendo a los pacientes vía telefónica, en plena pandemia de Covid-19.  

Te puede interesar: Aquismón, Pueblo Mágico de San Luis Potosí

Te contamos que entre su arquitectura excéntrica, que parece poseer una mezcla de varios estilos, se refugia un hermoso jardín botánico para la contemplación de sus bondades, mientras se descansa. Siempre se invita a deambular por sus rincones y pasillos para adquirir tisanas, cremas elaboradas con plantas medicinales, entre otros productos. 

Una de las áreas más solicitadas es la Casa del Curandero, donde un chamán te esperará con una limpia tradicional, que acompaña con rezos en náhuatl, incienso, copal y plantas aromáticas. Aunque también se dan consultas herbolarias, que regresarán a dar servicio en el Castillo de la Salud en cuanto pase la emergencia sanitaria.

Historias en video



En Vivo