Jasso, Hidalgo, la cuna de Cruz Azul, nuevo campeón de la Liga MX

Jasso, Hidalgo, el poblado donde nació la historia de La Máquina Celeste de la Cruz Azul.

545
Jasso, Hidalgo, la cuna de Cruz Azul: nuevo campeón de la Liga MX
Foto: Cruz Azul Fútbol Club/Facebook

Veintitrés años tuvieron que pasar para que el Club Deportivo Cruz Azul volviera a alzar un título de liga en México y lo hizo ante Santos de la Comarca Laguna; sin embargo, en esta ocasión no hablaremos de futbol, sino de Jasso, Hidalgo, el lugar donde comenzó la historia de uno de los cuatro grandes del balompié nacional.

Jasso, Hidalgo, es una localidad también conocida como Ciudad Cooperativa Cruz Azul, donde comenzó la historia de la Máquina Celeste de la Cruz Azul, nuevo monarca del futbol mexicano, equipo que pertenece a la cementera del mismo nombre.

Su historia comenzó el 22 de mayo de 1927, cuando Guillermo Álvarez Macías y el exfutbolista Carlos Garcés tuvieron la idea de crear un equipo junto con los trabajadores de la Cooperativa, en un poblado llamo Jasso, donde incluso se encuentra el epicentro de la cementera.

Te podría interesar: El Zembo, el bosque secreto de Huasca de Ocampo en Hidalgo 

Jasso, Hidalgo, la ciudad más celeste de México

Enclavada en las sinuosas laderas del estado de Hidalgo, Ciudad Cooperativa Cruz Azul es un poblado en el que todo es “azul” y se rinde culto a la próspera empresa y al club de futbol, pero no siempre fue así, ya que todo era normal antes que la empresa se mudara, pero eso cambió con la llegada de la cementera y cambió de nombre, piel y adoptó su amor por el futbol.

El azul, rojo y blanco, colores similares a los de la bandera del Reino Unido, inundan las calles de la Ciudad Cooperativa y casi todo lleva implícito la palabra Cruz Azul, de ahí que casi exista la primera Cruz Azul, el hospital Médica Azul, la manufacturera de ropa deportiva Azul Sport, entre muchos otros.

La fundación oficial del club se dio en 1963, cuando nace el Club Deportivo Social y Cultural Cruz Azul A.C. Un año más tarde el poblado tuvo que cambiar de nombre tras el ascenso de la Máquina Celeste al máximo circuito del futbol mexicano para la temporada 1964-1965.

Sin embargo, por reglamento el club no podía portar el nombre de una marca comercial, por lo que tras una charla entre Guillermo Álvarez Macías, Carlos Garcés y el gobernador de Hidalgo, Carlos Ramírez, decidieron renombrar a Jasso para que el club llevara el nombre de la localidad y no de una marca como marcaban los estatutos.

Jasso vio consagrarse campeón a Cruz Azul para ascender a Primera División y fue su casa hasta 1971, cuando el Estadio 10 de diciembre ya no tenía la capacidad para albergar tanta grandeza, por lo que el club abandonó Hidalgo y emigró a la CDMX, donde encontró su nueva casa.

Ciudad Cooperativa y su notable ruptura con el club

Sin embargo, aquellos años de romance entre el club y el poblado parecen haber quedado atrás, el Cruz Azul ya no se para por ahí, anteriormente solían jugar algún juego de pretemporada para tener contacto con su gente, hoy en día eso ya no sucede.

Aunado a los problemas administrativos que han permeado en la cementera, misma que está en manos de gente que apoya a Guillermo Álvarez Cuevas, exdirector y presidente del equipo, quien se encuentra prófugo de la justicia y tiene nula relación con los Consejos de Administración que manejan las operaciones de la empresa desde la capital.

Te podría interesar: Presa El Tejocotal, un tesoro recreativo de Hidalgo 

Pero eso no es todo, se especula que el dinero destinado para los clubes profesionales que se encontraban en la Ciudad Cooperativa, el cual era enviado desde la CDMX y no llegaba a buen puerto, motivo por el cual las instalaciones deportivas se encontraban en deplorable estado.

Lo cierto es, que tras la consecución de la novena estrella, el club no irá a donde todo comenzó ni ofrecerá el trofeo a su gente y, aunque es probable que las sirenas sonaron en señal de triunfo, no habrá celebración con el club.

Fue así como Jasso pasó a llamarse Ciudad Cooperativa La Cruz Azul, logrando que el reciente campeón de la Liga MX pudiera portar el nombre con el que lo conocemos actualmente. Posteriormente llegaron algunos motes: “las Liebres“, apodo dado por el narrador Ángel Fernández y posteriormente cambió a “La Máquina“, por la máquina de vapor que transportaba la materia prima para la fabricación del cemento, “Celestes y Cementeros” fueron por la empresa que respalda al club.

Historias en video



En Vivo