Xhidí: El paraíso terrenal existe y está en Querétaro

Disfruta la paz y tranquilidad en Xhidí, la joya natural de Cadereyta de Montes.

2394
Xhidí: el paraíso terrenal existe y está en Querétaro
Foto: Kosuke Machida/Shutterstock

Si deseas conocer un sitio encantador sin tener que alejarte tanto de la CDMX, Querétaro es la mejor opción, ya que guarda un impresionante tesoro llamado Xhidí, que enamora a propios y a extraños con sus cristalinas y cálidas aguas termales.

Xhidí, la joya queretana que invita a la relajación

Xhidí es una de las joyas naturales que esconde Querétaro, así como la isla de Tzibanzá. El sitio en cuestión se encuentra enclavado entre grandes montañas que resguardan unas majestuosas aguas cristalinas, perfectas para nadar y relajarse en las pozas de aguas termales que se encuentra en los alrededores.

Te podría interesar: Sierra Gorda de Querétaro: el escaparate natural a la aventura 

Xhidí es el sitio perfecto para una escapada de fin de semana, lejos del ruido, del estrés y del gentío, donde además de reconectar con la naturaleza podrás relajarte y descansar placenteramente, no por nada es uno de los destinos más bellos y menos visitados del estado de Querétaro.

Cadereyta es un encantador Pueblo Mágico, rico en diversidad climática gracias a su ubicación geográfica, donde encontrarás presas, montañas, manantiales y cascadas poco conocidas. Destacándose El Aguacate y Xhidí, dos paraísos llenos de manantiales cristalinos.

Las aguas de estos sitios son perfectas para relajarse y descansar, ya que al no ser tan conocido no hay grandes cantidades de gente, por lo que las pozas estarán disponibles casi para ti solito o solita y tus acompañantes.

También es ideal para acampar, recostarse, armar un picnic o hacer un paseo en lancha. Para hacerlo existen algunos tours que brindan recorridos por los alrededores del manantial y de la presa.

Te podría interesar: ¿Amante de los dulces? Debes visitar la Casa Museo del Dulce en Querétaro

¿Dónde está y cómo llegar?

Xhidí se encuentra en la carretera San Juan del Río, y para llegar a este hermoso destino primero debes llegar a El Aguacate y de ahí caminar por aproximadamente 20 minutos hacia los manantiales ya que no hay acceso para autos.

Historias en video



En Vivo