¿Cuáles son los tamales más populares de México?

Sin duda uno de los platillos más reconocidos de la gastronomía de México son los tamales y aquí te diremos cuáles son los más populares.

316
tamales
Foto: Instagram/ @visitelpaso

México cuenta con una amplia variedad de platillos, pero uno de los más importantes es el tamal, por ello aquí te diremos cuáles son los tamales más populares del país. 

El tamal es uno de los alimentos más tradicionales de México que se puede encontrar desde norte a sur y de costa a costa, pues están presentes en distintos estados de la República Mexicana. 

Aunque existen más de 500 variedades de tamales; aquí te diremos los principales tipos de tamales en México. 

Te puede interesar: Tamales de mojarra: Un manjar prehispánico de tradición en Morelos

Primero debemos saber que desde hace varios siglos los tamales representan una gran tradición, ya que estaban presentes en las ofrendas a los dioses e incluso algunos cronistas, como Fray Bernardino de Sahagún, dejaron testimonio que esta comida era utilizada por nobles y sacerdotes en ceremonias especiales de ayuno.

Sin embargo, hasta el día de hoy los tamales forman parte de nuestra dieta, ya que es uno de los platillos más populares de todo el país para desayunar o cenar. 

¿Cuáles son los tamales más populares de México? 

Tamales oaxaqueños

Este tamal se envuelve en hojas de plátano y por lo general se prepara con una capa delgada de masa de maíz y se rellena con mole, salsa roja o verde, y como proteína se usa carne de cerdo o pollo deshebrado. 

En Oaxaca el tamal de mole negro se suele acompañar con agua. 

 

Tamales de salsa verde o salsa roja 

Los más comunes en la CDMX son los tamales alargados envueltos en hoja de maíz y son uno de los desayunos más populares. El tamal de salsa verde se prepara con masa y se rellena con carne de cerdo o de pollo y salsa de tomate con chile verde. 

Antes de ser cocido al vapor se envuelve en hojas de maíz; la única diferencia del tamal en salsa roja es que la base es de chile guajillo. 

Tamal de dulce 

Los también conocidos como rosados, se diferencian porque la masa contiene piloncillo rallado o azúcar y se sirve como postre. Es uno de los favoritos de los niños y se prepara con manteca de cerdo, agua, piloncillo o azúcar y se le agrega masitas o trozos de fruta. 

Por lo general se pinta de color rosa, ahora se usan colorantes, pero en la antigüedad el color se obtenía de la grana cochinilla. 

Tamales de chaya 

Uno de los tamales más comunes en el sur y sureste del país son los tamales de Chaya. En Campeche, la masa se revuelve con la chaya y se rellena con un picadillo de carne de cerdo con jitomate, aceitunas, alcaparras, cebolla, ajo y pasas. 

Se suele servir con salsa de jitomate y pepitas de calabaza tostadas y molidas. En Chiapas, la masa se mezcla con manteca de cerdo y hojas de chaya, se rellena con carne de cerdo y se envuelve en hoja de plátano. 

Tamal de Zacahuil 

Justo en la población indígena de la huasteca el tamal de Zacahuil es uno de los más tradicionales, pues su tamaño es colosal, pero se sirve en porciones pequeñas. 

Un solo tamal puede alcanzar para 50 personas. Su preparación es con masa de maíz martajada, manteca de cerdo y una salsa de chile chino, chile cascabel y especias; se rellena con carne de cerdo y pollo. 

Te puede interesar: ¿Dónde comer los mejores tamales en la CDMX?

Corundas

Es un tamal típico del estado de Michoacán, los purépechas lo conocen como khurhúnda. Para su elaboración se utiliza masa de maíz blanca, batida con manteca de cerdo, leche o agua. Su principal peculiaridad es su forma triangular, que se logra colocando un poco de masa en un extremo de una hoja de caña de maíz, y enrollando hasta conseguir una corunda con seis lados y cinco puntas.

Por lo general se sirven bañadas en salsa verde o roja, queso Cotija o añejo, crema y a veces rajas de chile poblano. 

Tamales canarios

El tamal canario es un tipo de tamal dulce originario de Michoacán, aunque hoy lo puedes encontrar en varios estados de la República. Se prepara con harina de arroz, polvo de hornear, mantequilla, leche, yemas de huevo, azúcar y pasas. Se envuelve en hojas de maíz y es de color amarillo, por eso se conoce como canario.