Placeres muy mexicanos que la pandemia nos arrebató

25
Pexels

El mexicano sabe como divertirse y vivir al máximo cada momento de la vida; es alegre por naturaleza y aunque la situación sea dura siempre trata de tomarla con ese humor que lo caracteriza. Sin embargo, esta pandemia cambió completamente el mundo como lo conocía y aunque intento ponerle la mejor cara hubieron cosas que se convirtieron en recuerdos tales como:

Hacerte un taco de sal o salsa en la tortillería 

Debido a la pandemia por COVID 19 lejanos quedaron los días en los que al ir a la tortillería se nos permitía tomar una tortilla, espolvorearle sal o ponerle una buena cucharada de salsa. Sencillamente era un manjar que tardaremos mucho tiempo en volver a probar.

Mordisquear un bolillo saliendo de la panadería

Ya sea al ir por el pan del desayuno o por el de la cena, era un placer el darle una buena mordida a un bolillito recién salido del horno. Ahora por la pandemia debemos usar mascarilla casi en todo momento por lo que se nos hace sumamente difícil el mordisquear el pan antes de llegar a casa.

Gritar para pedir nuestros tacos 

“Para mi van a ser 4 de suadero, tres de pastor y 2 de longaniza con todo por favor”  Nada se compara a la sensación de comer unos deliciosos tacos y en el proceso “cotorrear” con el taquero. Por la pandemia, ahora podemos ordenarlos a través del delivery pero sencillamente no es lo mismo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

La regla es fácil: ponle de todas las salsas que tenga el puesto! 😅 #foodstagram #foodlove #losdepastor #tacos #realfood #food #foodphotography #puestodetacos

Una publicación compartida de Ricardo Villar (@soyrvillar) el

Toques en la cantina 

Solo los mexicanos pagamos para que nos den pequeñas descargas eléctricas y es que los toques de cantina eran la combinación perfecta de alcohol, adrenalina, amigos y buenos momentos. Por la pandemia, ahora se tiene que poner en práctica el distanciamiento social haciendo de los toques algo casi imposible.

Viajar 

Algo que seguramente todos los mexicanos – y extranjeros-  extrañamos es viajar. Caminar por un Pueblo Mágico, broncearse en una playa paradisiaca, acampar en la montaña, aprender en sus museos, cantar con el mariachi y muchas tantas otras cosas.

Esperemos que poco a poco las cosas que conocíamos vuelvan a la normalidad…

En Vivo