Exvoto mexicano

Exvoto, una ofrenda de fe con humor muy mexicano

Un exvoto es una ofrenda que se hace a una deidad o santo como agradecimiento por un milagro o una petición concedida. Esta ofrenda generalmente toma la forma de una pequeña pintura o escultura que representa el evento milagroso en cuestión. En México, los ex votos son parte importante de la tradición religiosa y popular y se han convertido en una forma de arte popular que refleja la diversidad cultural y la religiosidad del país.

Los exvotos llegaron a México a través de los conquistadores españoles, quienes trajeron consigo esta tradición religiosa de Europa. A medida que la religión católica se arraigaba en México, los ex votos se volvieron populares entre los fieles que buscaban una forma de agradecer a Dios y los santos por los milagros recibidos.

En los siglos XVIII y XIX, los exvotos se volvieron más elaborados y sofisticados, convirtiéndose en verdaderas obras de arte que a menudo representaban escenas de la vida cotidiana, accidentes, enfermedades y otros eventos que habían sido superados gracias a la intervención divina.

Hoy en día, siguen siendo populares en México y se pueden encontrar en iglesias, santuarios y en casas particulares de todo el país. Muchos exvotos también se han convertido en piezas valiosas de arte popular y se pueden encontrar en museos y galerías de arte de todo el mundo.

Te puede interesar: Los 5 destinos religiosos más visitados de México

Características de los exvotos

Los exvotos representan una escena en la que un individuo o grupo de personas se encuentra en una situación de peligro o dificultad, y han recibido la ayuda o el milagro de un santo, una virgen o algún otro ser divino. Las escenas representadas son variadas, desde accidentes de tráfico hasta enfermedades graves, pero todas comparten la temática de la intervención divina en la vida cotidiana de las personas.

Suelen ser anónimos, ya que los individuos que los ofrecen no buscan reconocimiento público por su fe o por haber recibido la ayuda divina. A menudo, están dedicados a un santo o virgen en particular, y pueden estar acompañados de una breve oración de agradecimiento.

En cuanto a su estilo, pueden ser muy simples o muy elaborados, dependiendo de la época y el lugar en que se crearon. Algunos pueden ser pinturas detalladas, mientras que otros pueden ser láminas de metal grabadas o en relieve.

Exvoto

El humor mexicano en los exvotos

El humor utilizado en los exvotos puede variar, pero generalmente es un humor irónico y sarcástico. Suelen representar situaciones dramáticas y peligrosas, como accidentes, enfermedades graves o desastres naturales, que se resolvieron gracias a la intervención divina.

Un exvoto podría representar a una persona que se cae de un caballo y sobrevive milagrosamente sin lesiones graves.

Estas son algunas frases de humor recurrentes en los exvotos:

  • «Por la intercesión de San Judas Tadeo, salí del bote sin mojarme el traje».
  • «Gracias a San Antonio, encontré las llaves del carro en el estiércol de mi burro».
  • «A la Virgen de Guadalupe, por salvarme del asalto y dejarme con una simple raspadura».
  • «A San Charbel, por ayudarme a encontrar mi dentadura perdida en el plato de pozole».
  • «A San Pascual Bailón, por haberme salvado de una cornada del toro, ahora puedo seguir jugando futbolín».
  • «Gracias a San Sebastián, pude encontrar mi celular perdido en la silla de montar».
  • «A la Santa Muerte, por protegerme de la pandemia y dejarme suficientes rollos de papel higiénico».
  • «A San José, por haberme conseguido trabajo en la empresa de mi suegra y hacerme ganar más que mi esposo».
  • «A San Miguel Arcángel, por haberme ayudado a encontrar a mi marido en el antro y llevarlo sano y salvo a casa».
  • «A Santa Lucía, por hacer que mi suegra se quedara dormida y no me regañara por llegar tarde».

Te puede interesar: Ruta para hacer la «Visita de las 7 Casas» en la CDMX