Baños públicos en los parques de Tokio… ¿transparentes?

¿Te animarías a entrar en ese tipo de sanitarios?

19
Fundación Nippon/Satoshi Nagare

En esta época en que todo lo privado se confunde con lo público, con o sin consentimiento de los involucrados, hay cosas que todavía da cierta vergüenza exponerlas a la vista de los demás. Pues en el barrio de Shibuya, en Tokio, han puesto a prueba esta “certeza”: es el primer lugar de la capital japonesa donde se instalaron baños públicos transparentes.

Y si arqueaste las cejas al leer esto, déjanos informarte que es no es el primer proyecto de este tipo en Tokio, pues ya se instalaron cinco. El creador de este tan en aparente incómodo o impopular proyecto es el arquitecto Shigeru Ban, nada más ni nada menos que ganador del Premio Pritzker en 2014 (el considerado “Nobel de Arquitectura”), mientras que la organizadora fue la Fundación Nippon.

Nada es como lo transparentan en Tokio

Te informamos otro dato: la gente entra cómoda y en confianza a estos baños transparentes. No es que los japoneses sean exhibicionistas natos, sino que estos sitios tienen otra peculiaridad. De entrada, los cubículos se ven transparentes hasta el momento que son ocupados.

“Hay dos preocupaciones con los baños públicos, especialmente aquellos ubicados en parques. La primera es si está limpio por dentro y la segunda es que nadie está esperando secretamente adentro”, afirmaron miembros de la Fundación Nippon. Hasta aquí, un punto para ellos.

Por eso, estos baños fueron diseñados y construidos con “vidrio inteligente” de colores que se vuelve opaco cuando alguien entra. En el momento justo de que un usuario cierra la puerta por dentro, las paredes exteriores de vidrio ya no permiten ver el interior.

“Por la noche iluminan los parques
como una hermosa linterna”.

Un baño necesario y esperado

Pese a la fama de higiene de los habitantes de Tokio, muchos de ellos aseguraban que las instalaciones sanitarias públicas eran “oscuras, sucias, malolientes y atemorizantes”, explicaron miembros de la Fundación Nippon.

“Una pieza curiosa de equipo de juegos” es como califican los organizadores estos singulares baños; pero no los pensaron a partir de un juego, sino que ellos mismos señalaron que había importantes consideraciones prácticas detrás de los inodoros.

Como era de esperarse, durante el tiempo de su existencia, estos inodoros han sido objeto de fascinación entre los visitantes del país, tanto locales como extranjeros. Y aceptación ha generado otras líneas de negocio, igual de originales.

Por ejemplo, Toto, fabricante de lavamanos, ahora comercializa inodoros que incluyen calentamiento de asientos y tapas que se abren y cierran de manera automática.

Una idea que en principio parecía nada práctica, ha propiciado que para la próxima primavera,  Fundación Nippon estima instalar estos baños en 17 ubicaciones en Shibuya. Lo único por lo que rezamos es que el sistema “opacador” de las paredes nunca falle.

 

Con información de Página 12

En Vivo