La moderna escalera mecánica de la antigua ciudad de Toledo

Un proyecto que al principio generó controversia

37
Pixabay/Gustavo Boulhosa

Toledo es esa ciudad que debes visitar si viajas a Madrid. Y no sólo como ocurrencia, sino que es una verdadera localidad medieval. Detrás de las murallas que la resguardan, podrás conocer diferentes culturas de distintas épocas, por eso es conocida como la Ciudad de capas: desde la Celtiberia, la Emérita Augusta, la Caesaraugusta, los Romanos, hasta cuando Alfonso VI le otorgó el título imperial y  así formó parte del reino de Castilla.

La historia en sus cimientos

Cada época fue aportando un estilo a Toledo. Y aún cuando la ciudad iba perdiendo hegemonía, jamás disminuyó su esplendor. Esas paredes y callejones pueden contar la historia no sólo de España, sino de Europa entera.

Lee también Documentales que ver antes de viajar a Europa

El arte barroco lo podemos admirar en el Colegio Jesuita o en el Templo de la Compañía. Hay infinidad de construcciones patrimoniales: puentes, torres, murallas, la Catedral. También hay templos católicos, monasterios, sinagogas del siglo XII, mezquitas, palacios.

Por ello se han programado distintos recorridos guiados por el Toledo de las tres culturas: gracias a la cultura de convivencia pacífica entre cristianos, musulmanes y judíos, la historia por contar es mucha y el recorrido dura dos horas.

Lee también Obtén tu pasaporte europeo si eres judío sefardí

Escalera del siglo XXI

Claro, los tiempos modernos también tienen cabida en sus muros: se cumplieron 10 años de que es posible acceder a la Toledo a través de una escalera mecánica, construida con toda la tecnología pero sin alterar el entorno histórico.

Cuando se pensó en unas escaleras eléctricas para evitar tantos escalones a pie, el proyecto tuvo reacciones en contra. No obstante, hoy hasta los más duros críticos las han hecho suya.

Los creadores de tan gloriosa odisea fueron los arquitectos José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres, con una vasta experiencia en construcciones de ese estilo en otras ciudades.

Para este caso, las escaleras tiene forma de zig-zag; desde cada tramo se permite obtener excelentes vistas de la ciudad histórica; están trazadas con toda inteligencia para que den la apariencia de una grieta en el paisaje; es la única entrada que no está rodeada por el río Tajo.

Si visitas Toledo, sube desde la modernidad hasta el pasado medieval de esta hermosa ciudad. Y podrías compartirnos fotos.

En Vivo