Prende la estufa: Groenlandia tiene el lugar más frío del Norte

Klinck obtuvo en 1991 un récord de baja temperatura

206
groenlandia-pixabay-Rolf-Johansson-mtch-1200x680ok
Pixabay/Rolf Johansson

Nadie lo niega: en Groenlandia hace mucho frío. Si bien en estos días el clima en la CDMX nos ha obligado a hacer varios cambios de look y, a veces, a vestirnos en capas para ir adaptándonos a los cambios de temperatura, debemos ser honestos: acá no hemos alcanzado los temperaturas que se registran en algunas zonas boscosas y altas, tampoco las que se han presentado en el norte de México, mucho menos las que ha habido en Groenlandia.

Pues sí, cuando en el centro de la república mexicana alcanzamos los 7 o 6º, muchos nos sentimos en el Polo Norte. Pero allá, en Groenlandia, sí hace frío.

Mira si no: la Organización Meteorológica Mundial (OMM) verificó hace algunas semanas que en diciembre de 1991, en un lugar llamado Klinck (como el sonido que hacen los hielos al chocar), en Groenlandia, se registró una temperatura de… -69.6º. ¿Te imaginas?

Esta lectura en el termómetro es un nuevo récord de la temperatura más baja en el Hemisferio Norte. Para poder medirla, a inicios de la década de 1990, en Groenlandia se instaló una estación automatizada para estudiar la capa de hielo de la región, a unos 3 mil metros sobre el nivel del mar.

Te puede interesar Pueblos imperdibles de Dinamarca

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#Groenlandia 🇬🇱 #Groenland 🇬🇱

Una publicación compartida de Contadoroger 🇲🇽 (@contadoroger) el

Hielo para todos

Groenlandia es un país de extraordinarios paisajes y una geografía que parece de otro mundo. Dentro de esta inmensidad a veces increíble existe una capa de hielo conocida como Inlandsis, que cubre aproximadamente 80% del territorio de esa nación.

Precisamente en la parte más recóndita y gruesa de Groenlandia, localizada entre picos, cañones y lagos, se halla Klinck —para los amantes de los mapas, en las coordenadas 72º19’N, 40º28W—. El grosor del hielo en esa zona es tal que alcanza los 3 mil 200 metros sobre el nivel del mar.

Te puede interesar 7 razones poderosas para viajar a Islandia

Para que te des una idea más clara de la imponente capa de hielo, debes saber que allí se conserva 10% del agua dulce de todo el planeta; si se derritiera, los océanos se elevarían entre 6 y 7 metros.

Un poco antes de que la zona de Groenlandia alcanzara el honroso y gélido récord, las poblaciones de Oimiakón y Verjoiansk, en Siberia, alcanzaron en 1933 y 1892, respectivamente, los -67º. Hasta aquí, ¿crees que no puede hacer más frío en la Tierra?

El récord imbatible

Al menos en el Hemisferio Norte de nuestro planeta, la de Klinck ha sido la temperatura más baja registrada. Pero del otro lado de nuestra casa global, hay un lugar en la Antártida que alcanzó los -89.2º en 1883, según los datos recopilados por la base de investigación Vostok.

De acuerdo con el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos, hay zonas de la Meseta Antártica que puede alcanzar los -98º. Por eso, con estos fríos, te invitamos mejor a ofrecer una cálida sonrisa ante los fríos venidos de fuera.

 

Con información de Meteored

Historias en video



En Vivo