Chernóbil mexicano: el accidente radioactivo de Ciudad Juárez

142
Chernóbil mexicano: el accidente radioactivo de Ciudad Juárez
Pixabay

Si bien el incidente de radiación conocido como el Chernóbil mexicano no tuvo el impacto ni afectaciones como el ocurrido en la ex Unión Soviética, sí tuvo consecuencias en 15 estados del territorio mexicano y en Estados Unidos.

Todo comenzó cuando el Laboratorio Nacional de Los Álamos —lugar donde se creó la primera bomba atómica—, en Nuevo México, comenzó la transportación de toneladas de varillas que se encontraban contaminadas por su tratamiento con cobalto 60.

Cabe destacar que esta sustancia radiactiva tiene una vida media de 5.27 años y  se usa en tratamientos médicos contra el cáncer y en aplicaciones industriales, pero es altamente tóxico para los seres humanos.

Te podría interesar Basketcolor: las canchas de Ciudad Juárez se colorean

Los transportadores no sabían que tenían material radiactivo en sus contenedores, así que las distribuyeron a lo largo de 15 estados de la República Mexicana.

El incidente comenzó en Ciudad Juárez, en diciembre de 1983. A principios de ese mes, dos trabajadores del Centro Médico de Especialidades local desarmaron una bomba de cobalto 60 con la que estaba equipada una máquina de radioterapia.

Estos trabajadores se animaron a venderla como chatarra en el deshuesadero Yonke Fénix debido a que había sido abandonada en una bodega de este hospital privado, sin ninguna protección.

Tiempo después, ese material peligroso fue a parar a fundidoras de Chihuahua, donde se encendieron las alarmas tras detectarse altos índices de radioactividad.

Te podría interesar 5 imperdibles de Nuevo Casas Grandes, en Chihuahua

Largo recorrido del Chernóbil mexicano

La distancia que recorrió este material radiactivo, desde Ciudad Juárez hasta Los Álamos —primero como chatarra y luego como varillas—, fue tan larga que, se calcula, al menos 4 mil personas estuvieron en contacto directo.

No obstante, no poderse registrar la identidad de cada uno de los individuos, se desconoce la cantidad exacta de afectados y su magnitud.

“Un material que es sólido, encerrado, se vuelve líquido y se convierte en varilla y se distribuye por toda una nación. Aunque en ese estado ya no es riesgoso, esa es una gran aberración de manejo de material radiactivo“, dice a BBC Mundo Gerardo Espinosa, físico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que participó en la investigación académica de aquel suceso.

El caso Chernóbil mexicano es considerado el peor accidente nuclear de la historia en la frontera común entre México y Estados Unidos.

Afortunadamente, tuvo una gran cobertura de medios —aunque muchos años después— gracias al documental dado a conocer por HBO, el cual fue galardonado como Mejor miniserie en los Emmy y mantuvo a millones de personas al filo del asiento.

Historias en video



En Vivo