Giraffe Manor: el hotel de las jirafas curiosas

El ecosistema que rodea sus 56 hectáreas de bosque permite encontrar una gran variedad de vida salvaje

68
Giraffe Manor: el hotel de las jirafas curiosas
Flickr

Una de las experiencias más innovadoras dentro de la industria de la hospitalidad es sin duda Giraffe Manor, popularmente conocido como el hotel de las jirafas. Sin duda, resulta una gran experiencia para quienes llegan a pernoctar en sus instalaciones de delicada y fina belleza. 

Este hermoso recinto rodeado de pura naturaleza de Nairobi, en Kenia, atrae a decenas de turistas de todo el mundo deseosos de vivir en cuerpo y alma una convivencia más cercana con las jirafas Rothschild, en peligro de extinción.

Para beneplácito de sus visitantes, esta especie es muy curiosa y participativa con el ser humano. 

Te puede interesar: Los mejores hoteles sustentables en el mundo

Así que en el hotel de las jirafas es muy común ver a los huéspedes dando de comer a estos mamíferos, o dejarse sorprender por la cabeza y largo cuello que asoman por la ventana del comedor, mientras el turista se encuentra degustando algún platillo; no les queda de otra más que compartir su desayuno con esas “larguchonas”.

   

El hotel de las jirafas, rodeado de vida salvaje

Sin duda, el hotel de las jirafas se vuelve un destino que indiscutiblemente se debe conocer y experimentar. Su servicio es boutique y está situado junto a un bosque autóctono del barrio de Langata.

Para el deleite de sus invitados, desde las ventanas se pueden observar el monte Kilimanjaro y las colinas de Ngong.

Te puede interesar: 3 hoteles curiosos de México

Si en verdad deseas introducir tus sentidos al corazón africano, el hotel de las jirafas es la opción. El ecosistema que rodea sus 56 hectáreas de bosque permite encontrar una gran variedad de vida salvaje.

Todo esto mezclado con el lujo de sus instalaciones, las cuales albergan una habitación decorada con los muebles de Karen Blixen, autora de Memorias de África (con el pseudónimo de Isak Dinesen). También atesora un piano que se introdujo al continente hace más de un siglo.

El hotel de las jirafas dispone de seis habitaciones privadas; cuando se abren sus ventanas, llegan las vecinas curiosas a ver si hay comida, o a ser apapachadas por las visitas.

Sin embargo, no son las únicas habitantes del espacio abierto, también se encuentran grandes familias de facoceros (jabalíes salvajes), esquivos antílopes jeroglíficos y varias especies de aves.

Uno de los servicios adicionales que ofrece el hotel de las jirafas es un safari por el este de África, facilitando todo lo necesario para hacer un viaje de exploración al reino animal, en compañía de guías certificados. 

Historias en video



En Vivo