Montreal: ciudad joven, abierta y cosmopolita

Su estilo de vida, estructura urbana y fusión cultural difícilmente la encontrarás en otro lugar.

325
Montreal
Foto: Nancy Bourque/Pexels

Es uno de esos lugares que deberían estar marcados en tu mapa de viajes. Montreal es la ciudad más grande de la provincia de Quebec, en Canadá, y una de las más importantes de la región francófona quebequense.

Se ubica en una isla en el Río San Lorenzo y su nombre viene del Mont-Royal, el “Cerro con tres cimas” que se ubica en su centro.

Ciudad multicultural

Montreal es una ciudad cosmopolita y esto se debe a que ha recibido muchos migrantes de otras zonas del mundo. Enraizada por la cultura quebequés, canadiense y norteamericana, también ha sabido abrazar muchos rasgos de la colonización francesa.

Con un estilo de vida y una estructura urbana que ofrece una fusión con rasgos difíciles de encontrar en otras ciudades, Montreal hoy en día cuenta con comunidades importantes procedentes de países asiáticos, latinoamericanos y europeos.

La lengua oficial de esta ciudad es el francés, pero es abiertamente bilingüe, la mayoría de su población es anglófona y en sus barrios, tanto residentes como visitantes, pueden desenvolverse tanto en francés como en inglés.

Te puede interesar: ¿Te gustaría estudiar en Canadá? Descubre las becas que este país tiene para mexicanos

¿Qué hacer en Montreal?

Un fin de semana es suficiente para recorrerla y conocer los lugares de referencia de esta ciudad que cuenta con un abanico interminable de actividades artísticas y culturales. Por lo pronto te invitamos a conocer estos lugares imperdibles:

1. Basílica de Notre-Dame

Sin duda tiene algunos parecidos con su homónimo en París y esta iglesia sabe cómo imponerse entre los edificios de Montreal. Desde sus inicios, la basílica ha atraído a miles de visitantes cada día.

El interior fue modelado en la Sainte-Chapelle de París e incluye un cielo azul en el techo decorado con estrellas de oro. Te recomendamos visitarla de noche para que disfrutes el espectáculo de luz y sonido de esta iglesia.

2. La Torre del Reloj (The Clock Tower)

Se trata de un edificio de unos 45 metros de altura diseñado por el arquitecto Paul Leclaire, en 1922. Se construyó en conmemoración a los marineros canadienses que fallecieron durante la Primera Guerra Mundial.

Te recomendamos que visites esta torre mientras recorres el puente Jacques Cartier. En determinadas épocas del año se puede subir hasta lo alto de la torre, pero si esto no está permitido cuando visites Montreal, verás que solo caminar por los alrededores, valdrá la pena.

Te puede interesar: 6 clubes para escuchar blues y jazz en Chicago

3. Mount Royal

Si quieres tener una vista panorámica de Montreal te recomendamos subir hasta la cima de este volcán, que es el punto más alto de la ciudad. A lo alto encontrarás algunos miradores como Belvédère Kondiaronk, que te ofrecerá maravillosas vistas hacia el centro de la ciudad.

Durante el invierno, Mount Royal Park es divertido debido a que podrás ser testigo de las carreras de toboganes por las laderas que organizan los habitantes.

4. Montreal Museum of Fine Arts

Es el museo más grande de Montreal y uno de los más destacados en Canadá. El Museo de Bellas Artes de Montreal es una parada obligada, ya que cuenta con hallazgos arqueológicos de todo el mundo, piezas de artistas locales de Quebec, y exposiciones contemporáneas de arte, fotografía, diseño y turismo. Además cuenta con un impresionante jardín de esculturas.

Te puede interesar: Agarra el tren para viajar por el mundo: ¿cuáles son los imperdibles?

5. El Viejo Montreal

El Vieux-Montréal (Viejo Montreal) es el centro histórico de la ciudad de Montreal, situado en el distrito de Ville-Marie. Te recomendamos caminar por la Place Jacques-Cartier, la calle principal de Montreal.

También puedes dar un recorrido a pie cerca del Río San Lorenzo rodeado de murallas edificadas en el siglo XVII. O dar un paseo por el histórico Puerto Viejo y la Rue de la Commune, una preciosa costa del siglo XIX, ahora poblada con boutiques de moda.

6. Explora el Gay Village

El distrito LGBT de Montreal celebra la diversidad y la igualdad. Sabes que llegaste al Gay Village porque los postes en la estación del metro cercana se pintan de arcoíris.

Sin duda es una de las zonas más animadas de la ciudad. Aunque normalmente encontrarás más ambiente por la noche, cuando la gente suele salir a tomar una copa, puedes hacerlo en el Cabaret Mado, te divertirás como solo en el Gay Village, podrás hacerlo.

Te puede interesar: Alicante: rincón del Mediterráneo con “olor a azahar”

Historias en video



En Vivo