Casa de la Música Húngara: la naturaleza y el ritmo tienen un hogar compartido

El arquitecto japonés Sou Fujimoto creó este espacio localizado en Budapest, que alberga la evolución de la música en la historia

243
Casa de la Música Húngara: la naturaleza y el ritmo   tienen un hogar compartido
Foto: METALOCUS/Instagram

La Casa de la Música Húngara es un “hogar moderno y extravagante para la música”, que toman como inspiración el mundo natural. Este espacio albergará la evolución de la música en la historia y se inaugurará a fines de este año, indicó László Baán, comisionado ministerial del proyecto Liget Budapest.

En un entorno natural de cuentos de hadas, junto al lago Városliget, la Casa de la Música Húngara forma parte del proyecto Liget Budapest; correrá a cargo del arquitecto japonés Sou Fujimoto, quien ganó la competencia para su diseño en 2014.

Fujimoto define este proyecto como “un espacio con una visión más amplia, que abarca el pasado y el futuro, la gente y la cultura, la naturaleza y las ciencias de la música“.

Te podría interesar: Budapest Café Cukrászda: tradición húngara en la Condesa

Una sede sonora húngara, pero universal

Liget Budapest promete ser uno de los desarrollos museísticos más grandes de Europa; también incluye el Museum of Etnogaphy, diseñado por la oficina francesa Vallet de Martinis DIID Architectes; el Fotomuzeum Budapest, y el Museo de la Arquitectura Húngara, de Középülettervezö Zrt.

Fujimoto utilizó la forma y la densidad de las copas de los árboles del parque, así como el follaje natural, para diseñar el techo y la parte superior de todo el proyecto, brindando sombra y permitiendo el paso de los rayos del Sol al mismo tiempo. El techo está perforado con fuentes de luz para crear un interior iluminado y natural, en conjunción con una fachada de cristal.

La Casa de la Música Húngara cuenta con paredes de cristal protegidas por una cubierta blanca que sirve como cúpula del sonido. Su construcción se divide en tres plantas: la primera tendrá exposiciones permanentes y temporales, el segundo piso albergará espacio para artes escénicas en vivo y el último tendrá un archivo digital, además de contar con espacios y salas educativas.

El proyecto de Fujimoto fue proyectado como un lugar de reunión donde sus visitantes puedan aprender, divertirse, trabajar, estudiar, enseñar y, obviamente, escuchar música.

Te podría interesar: ARBO: una tribu nómada en la escena musical mexicana

La Casa de Música Húngara no intenta exhibirse, sino integrarse y ajustarse cuidadosamente al paisaje y el alma del parque, reveló el estudio de arquitectura Sou Fujimoto. De este modo, los visitantes podrán “invadirlo” de forma libre, como harían en la naturaleza, al tiempo que escuchan los sonidos que rebotan en las superficies y recorren las paredes.

Este recinto es tanto estético como ecológico, por eso obtuvo el premio al Mejor Uso Mundial del la Música en el Desarrollo Inmobiliario, en los Music Cities Awards, cuyo fin es reconocer las acciones relacionadas con la música que contribuyan a un mayor desarrollo económico, social, ambiental y cultural en el planeta.

La Casa de Música Húngara podría definirse como una sinfonía arquitectónica que favorece el entorno natural y brinda a sus visitantes experiencias únicas.

Historias en video



En Vivo