Puente-túnel de Oresund, maravilla arquitectónica que une a Dinamarca y Suecia

Gracias a esta obra, los usuarios pueden viajar de Malmö a Copenhague en únicamente 34 minutos

1143
Puente-túnel de Oresund, una maravilla arquitectónica que te dejará sin habla
Foto: The wonders of nature/Instagram

Dinamarca y Suecia son dos países europeos que se encuentran separados por el Mar Báltico, pero comunicados por el puente-túnel de Oresund, el cual cubre la ruta entre Copenhague (capital danesa) y Malmö (ciudad sueca).

Los suecos lo llaman Öresundsbron y los daneses, Øresundsbroen; pero en el mundo es conocido como The Bridge, nombre de la serie que usa este puente como telón de fondo.

Este no es un puente-túnel común y corriente; es una obra arquitectónica imponente que deja sin habla a quien lo ve. Oresund combina el ferrocarril con la carretera y es considerado uno de los más grandes de Europa.

Te podría interesar: Dinamarca abrirá un museo basado en los cuentos de Hans Christian Andersen

Puente-túnel de Oresund, “alimento” del mar

Por el puente-túnel de Oresund discurren dos líneas de tren y seis carriles de carretera; pesa 82 mil toneladas, las cuales están sostenidas por dos torres de metal de 204 metros de largo y una extensión de 16 kilómetros, incluida su sección de túnel subterráneo.

Su diseño es tan espectacular que parece un puente engullido por el mar; su ubicación es estratégica, pues conecta Dinamarca con Suecia, lo que facilita y agiliza el traslado entre ambas naciones. Anteriormente se debía tomar un ferry o un vuelo por del estrecho de Oresund.

Te podría interesar: Pueblos imperdibles de Dinamarca

El puente-túnel de Oresund se inauguró en el año 2000, con la presencia de la reina Margarita II, de Dinamarca, y el rey Carlos XVI Gustavo, de Suecia.

Representó un importante logro económico para ambos países, pues mejoró de forma considerable el acceso fronterizo y redujo notablemente los tiempos de viaje, pues los usuarios pueden viajar desde Malmö a Copenhague en únicamente 34 minutos.

Los segmentos del túnel fueron remolcados desde su lugar de fabricación y colocados con tecnología GPS, para después ser sumergidos y colocados sobre una base nivelada en el fondo del mar. Las torres centrales fueron colocadas por una grúa flotante (la más grande del planeta). Su diseño es tan resistente que, aseguran sus creadores, el puente-túnel no podría destruirse ni con el choque de un avión.

Historias en video



En Vivo