Chefchaouen: Una extensión del cielo marroquí

Chefchaouen, el pueblo de Marruecos más instagrameable que debes conocer.

456
Chefchaouen: una extensión del cielo marroquí
Foto: motamid2006/Pixabay

Chefchaouen es una ciudad que pareciera ser una extensión del cielo, gracias al imponente azul que predomina por todos sus rincones. También es conocida como Caouen, Chauen o Xanuen y se encuentra ubicada al noroeste de Marruecos.

Chefchaouen es una pequeña y pintoresca ciudad emplazada en las montañas del Rif, cerca de Tetuán, cuyo encanto radica en su diseño y color azul clásico, dando una impresión de irrealidad. Adentrarse a ella es como caminar en el cielo.

Te podría interesar: Marrakech, Marruecos: Los mejores recorridos

Origen de la ciudad más azul del mundo (Chefchaouen)

Este destino fue fundado en 1741 por Moulay Ali Ben Moussa Ben Rached El Alami, quien se decía que era descendente lejano de Mahoma. Su fortaleza, mejor conocida como la Kasbah, fue erigida para defenderse de los ataque de Portugal, y en sus alrededores creció la Medida, un laberinto de calles, casas y pasajes que hicieron de esta ciudad una escala de suma importancia para el transporte comercial entre Fez y Tánger.

En 1906 pasó a manos del Protectorado creado por España, hasta que en 1956 se incorporó al reino de Marruecos. Durante esos años, la ciudad de Rif recibió una gran cantidad de inmigrantes judíos, quienes se instalaron en el barrio conocido como Mellah.

Te podría interesar: Jaipur, la impresionante ciudad rosa de la India

¿Por qué es azul?

Existen innumerables teorías en torno a su color azul, pero la más aceptada es que se pintó de ese color para convertir a Chefchaouen en una atracción turística.

De acuerdo con Culture Trip, existe otra teoría que dice que los judíos pintaban de azul clásico su casa para recordar el color que en su religión simula el cielo, lo que los hacía sentirse más cerca de su Dios. Es por eso que el mismo tono aparece en mantos que son empleados en ceremonias y en su bandera.

Otra teoría señala que se pintó de ese color para ahuyentar a los mosquitos, insectos que anidan en el agua pero viven fuera de ella, por lo que se pensaba que el azul clásico los espantaría. Una versión más asevera que el color se puso como un método para mantener los hogares frescos ante el intenso calor de la región.

Lo cierto es que con el paso del tiempo varios pintores se han sentido atraídos por esta ciudad azul, por eso es común ver a personas pintando las paredes de las casas o las calles de color azul.

Qué ver en Chefchaouen

  • La Medina: Es una ciudad azul donde venden de todo, aquí los viajeros encuentran hasta lo que no estaban buscando.
  • Arco de entrada: Es un imponente acceso con forma de arco que se sitúa al sur de la Medina, el cual se ubica en la calle principal que cruza esta ciudad de oeste a este.
  • Zoco de la Medina: Es un estrecho callejón que inicia en el arco y termina en la plaza central Uta el-Hamman. A lo largo de este callejón se encuentran tiendas de artesanías, ropa y suvenires.
  • Kasba en plaza Uta el-Hamman: El corazón de la Medina, aquí se halla la Alcazaba o Kasba, una fortaleza que alberga un museo etnográfico. A los alrededores hay un gran número de terrazas de cafés y restaurantes con vista a la plaza. Otro de los puntos a visitar de la plaza es la Gran Mezquita, cuya torres es octagonal, algo poco habitual en estas construcciones.
  • Cascada y lavaderos: Pasando el arco de salida se encuentran la cascada y los lavaderos, una zona que en días festivos se llena de turistas, los cuales se refrescan en las pozas que se forman aquí.

¿Cómo llegar a la ciudad azul de Marruecos?

En automóvil se debe cruzar a Ceuta desde Algeciras, o en vuelo directo desde Madrid a Tánger. En ambos casos se debe pasar por la ciudad de Teután, cuya medina vale la pena visitar, ya que está considerada como Patrimonio de la Humanidad.

Historias en video



En Vivo