¿Qué es el euro digital? Comienza el desarrollo por una nueva moneda de la UE

El Banco Central Europeo aprobó la emisión del euro digital para complementar las monedas y los billetes, no para sustituirlos.

245
euro digital
Foto: Pixabay

Al parecer el mundo de las monedas digitales sigue creciendo y la posibilidad de que exista un euro digital avanza con el anuncio del Banco Europeo Central de un proyecto piloto en la Unión Europea.

Este proyecto cuenta con la introducción a largo plazo del euro digital, debido a la creciente desmaterialización de los pagos y la multiplicación de estas monedas alrededor del mundo.

Te puede interesar: Reino Unido elimina cuarentena a vacunados de Estados Unidos y Unión Europea

La Unión Europea quiere contar con su propia moneda digital que funcionará igual que el efectivo, como si fueran monedas o billetes.

De acuerdo con el Banco Central Europeo, el euro digital sería la mejor manera de complementar el dinero metálico, no de sustituirlo y no será un reemplazo del dinero bancario.

¿Qué es el euro digital?

Aunque no está en circulación se estará evaluando el proyecto piloto. Durante los próximos dos años se abordarán cuestiones como el diseño y la distribución para después arrancar el periodo de puesta en marcha, que se alargará hasta 2026.

El Banco Central tendrá la decisión final sobre su creación, luego de su fase de investigación.

Las ventajas del euro digital van a permitir que familias y empresas dispongan directamente de esta moneda con una cuenta abierta en el BCE, lo cual actualmente está reservado a los bancos comerciales.

Este dinero estará protegido de todo riesgo de pérdida, un argumento fuerte en momentos en que el proyecto de garantías europeas de depósito está estancado.

Te puede interesar: Certificado de vacunación Covid-19 para viajar, ¿cómo obtenerlo?

Mientras que el euro digital promete también una utilización rápida, fácil y segura a la hora de pagar en un supermercado o en línea mediante una aplicación de teléfono móvil, por ejemplo.

La intención es “persuadir a los consumidores a pasarse a un nuevo medio de pago que no difiere mucho de los existentes en términos de trato y gama de servicios”, como Apple Pay o Paypal, consideró Heike Mai, economista del Deutsche Bank.

Incluso, los usuarios podrán, por ejemplo, hacer transferencias o pagos entre europeos, reduciendo los costos bancarios, con su “portafolio” de euros digitales disponible 24 horas al día, siete días a la semana.

Historias en video



En Vivo