Playa Xpicob, reserva ecológica bioluminiscente de Campeche

Este fenómeno lumínico natural es producido por microorganismos que forman parte del plancton

1317
Playa Xpicob, una joya bioluminiscente de México
Foto: @codicedelsureste/Instagram

La playa Xpicob se ubica a 15 kilómetros al sur de la ciudad de San Francisco, en Campeche; es una maravilla natural de México digna de admirarse gracias a la bioluminiscencia que le da un toque especial y mágico.

Este fenómeno lumínico natural es producido por microorganismos que forman parte del plancton. Este espectáculo puede observarse durante todo el año; sin embargo, su intensidad varia según las condiciones climáticas. Los mejores meses para observar esta maravilla son entre octubre y diciembre, mientras que los menos recomendados son de enero a mayo.

Xpicob es una playa ecoturística que, a su vez, es sede de un campamento de tortugas, por esa razón es considerada una reserva ecológica. Aquí se encuentran 27 especies en peligro de extinción, las cuales permanecen bajo protección especial.

Te podría interesar: Palizada cumple 10 años como Pueblo Mágico de Campeche

Otras actividades en Xpicob

Pese a ser una playa rústica, en Xpicob se pueden realizar diversas actividades como paseos en lancha, kayak, pesca recreativa, buceo y snorkel, así como diversos talleres artesanales para conocer la diversidad de conchas y caracoles.

De julio a diciembre se realizan paseos nocturnos para que los visitantes observen de mejor forma la bioluminiscencia en las aguas de Xpicob. Cabe mencionar que este regalo natural se puede apreciar desde una lancha o dentro del mar, para dejar pequeños rastros de luz mientras se nada.

Además de la bioluminiscencia, es muy común observar cielos tapizados de estrellas, lo que hace de la playa Xpicob un paraíso natural que no te puedes perder, cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

Te podría interesar: Bubbotel Campeche: déjate envolver en una burbuja de experiencias

Más sorpresas

Otra de las actividades que se pueden realizar son lo recorridos en sus cuevas semisumergidas, donde el oleaje rebota en su interior y crea sonidos graves y armoniosos.

El snorkel es aquí una actividad especial, pues en sus aguas se pueden observar más de 15 variedades de peces, algas, corales, esponjas, estrellas de mar, anemonas, etcétera.

De igual forma, en los recorridos en lancha se pueden admirar entre 25 y 45 variedades de aves marinas.

Historias en video



En Vivo