Islas Marías: refugio de caracoles púrpura

Islas Marías, más que una vieja prisión es un santuario de caracoles púrpura.

525
Islas Marías: refugio de caracoles púrpura
Foto: gob.mx/conanp

Las Islas Marías son un conjunto de islotes que se localizan en el Océano Pacífico, que esconden algo más que una prisión, se trata de caracoles púrpura, que son moluscos que habitan desde Baja California hasta Perú y las Islas Galápagos.

Islas Marías, lo que antes era una cárcel

Las Islas Marías dejaron de ser un centro penitenciario y se convirtieron en centro turístico, el cual permite proteger y conocer el archipiélago nombrado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además cuenta con el Centro de Educación Ambiental y Cultural Muros de Agua – José Revueltas, en honor al escritor, quien estuvo preso en las islas de 1922 a 1935.

Te podría interesar: Islas Marías, el destino que fue una prisión

Caracoles púrpura y sus fluidos empleados en la industria textil

Volviendo con los caracoles púrpura, son moluscos que viven entre las rocas de la playa y producen un fluido pegajoso que, en presencia de luz y oxígeno, luce un color púrpura, el cual utilizan como mecanismo de defensa para protegerse de depredadores.

Este fluido es tan peculiar que desde tiempos prehispánicos era utilizado para teñir prendas de vestir con alto valor cultural que han traspasado fronteras, ya sea sobre bordados de algodón o lana tejida en el tradicional telar de cintura.

Artesanos mixes, chontales, huaves, nahuas y zapotecos han empleado el tinte de estos moluscos para crear prendas de color púrpura o violeta, las cuales tienen un gran valor, no sólo por el trabajo a mano, sino también por la escasez de los moluscos y el riesgo que implica su recolección.

Características de los caracoles púrpura

Como ya se mencionó, viven y se desarrollan en las rocas y se mueven al ritmo de la marea. Existen dos tipos de caracol púrpura: el púrpura pansa y el púrpura intermareas, de los cuales el primero es el más conocido y el más abundante; sin embargo, es posible que en la Isla María Madre exista un tercero, que podría ser una mezcla de ambos.

  • Púrpura pansa: es de concha gris-verdosa con muchos picos, entre los que destacan algunas líneas blancas y finas. El borde afilado de su cavidad es ondulado y de color negro azulado hacía dentro.
  • Púrpura intermareas: es muy similar; sin embargo, su concha es más gruesa y redonda, sus picos son de menor tamaño y su cavidad es más estrecha. Su borde es blanco y tiene algunas protuberancias.

Además de sus fines textiles, estos moluscos también son de consumo y se encuentran en peligro de extinción, es por eso que en las Islas Marías se destinan 6 de los 12 meses del año para su preservación, dado que es una especie en peligro de extinción.

Esta especie fue declarada en riesgo durante los años 80, ya que en aquellos años compañías japonesas se dedicaron a la explotación de estos moluscos en las costas de Oaxaca, motivo por el cual el gobierno prohibió su uso industrial.

Historia de las Islas Marías

A esta cárcel ingresaban los peores criminales de la época, emulando el modelo de cárceles aisladas en el mar, como la emblemática Alcatraz, en Estados Unidos, o el sistema penitenciario de la Guyana Francesa.

Con la llegada de Lázaro Cárdenas a la Presidencia mexicana, a inicios de 1940, entró en vigor el estatuto que le permitía a las familias de los presos vivir en las islas, junto con los sentenciados. En esa época llegaban a las Marías los presos más peligrosos, lo que generó que fueran conocidas como El Alcatraz mexicano.

Te podría interesar: Galápagos: ¿qué hace tan especialmente únicas estas islas de Ecuador?

En 1970, el presidente Luis Echeverría recibió múltiples quejas sobre maltratos y terribles condiciones de vida a las que eran sometidos los reos. Tras una visita a las islas, se buscó convertirlas en un modelo de readaptación social en el que se admitían presos de baja peligrosidad.

El grupo de islas en México está conformado por el islote San Juanito (nueve mil 105 kilómetros cuadrados), las islas María Magdalena (siete mil 44 kilómetros cuadrados), María Cleofas (19 mil 818 kilómetros cuadrados) y María Madre. Esta última es la única poblada en la actualidad y la más grande (145 mil 282 kilómetros cuadrados).

Las Islas Marías fueron declaradas por la Unesco como Reserva de la Biosfera en 2010.

Mapa/ubicación

Historias en video



En Vivo