Tlayacapan, Pueblo Mágico de Morelos

La herencia de los pueblos originarios se respira en esta localidad

155
Gobierno de México

¿Te imaginas caminar por un pueblo cuyas calles son las mismas que había antes de la Colonia? Pues Tlayacapan, Pueblo Mágico de Morelos desde 2011, es uno de los pocos poblados que conserva, desde la época prehispánica, gran parte de su diseño urbano original.

Aquí las tradiciones de los pueblos originarios, como las culturas Olmeca y de los Xochimilcas, se respiran aún a bocanadas. Tlayacapan es la Cuna del Chinelo, la famosa danza del “brinco” que siempre va acompañada de bandas de música de viento.

Te invitamos a conocer las fuertes raíces de este Pueblo Mágico cuyo nombre tiene su origen en el náhuatl y significa “sobre la punta de la tierra” o “lugar de los límites o linderos”.

Tamal de ceniza

Es fácil que conozcas los edificios y sitios imperdibles de Tlayacapan, como el Ex Convento Agustino de San Juan Bautista del Siglo XVI (Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO), el Centro Cultural La Cerería o sus 18 capillas. Pero esta vez queremos presentarte otra dimensión más sensorial: el tamal de ceniza.

Este platillo típico del lugar es un verdadero imperdible, sobre todo por el singular color a ceniza que le proporcionan los frijoles gordos (ayocotes) acompañados con moles verde de pepita o rojo. Aunque de apariencia y preparación sencilla, son un verdadero manjar de estas tierras.

También lee Las estacas – Un lugar lleno de diversión en Morelos

Artesanía tlayacapense

La fuerte y persistente tradición alfarera de Tlayacapan merece un capítulo aparte. Pero por ahora sólo te explicaremos que en este Pueblo Mágico puedes encontrar y comprar vajillas completas de barro o cerámica policromada. Como bien lo expresa este término, sus colores son alucinantes, al igual que sus diseños pintado al temple.

Los artesanos mezclan diferentes tipos de barro, para moldearlo y cocerlo en antiguos hornos, para luego pintar con sus plumillas las famosas ollas de barro, jarrones, cazuelas o macetas. Hay mucho para escoger.

Banda de Tlayacapan

Una de las bandas de viento más antiguas —en realidad antiguas— es la Banda de Tlayacapan. Nacida a mediados de 1870, es una agrupación familiar que, con miembros de otras generaciones, acompañó al general Emiliano Zapata durante la Revolución.

Uno de sus directores más connotados ha sido don Brígido, a quien se debe la notación musical de la danza de Chinelos, de los sones y jarabes para los toros, y de la música fúnebre.

Los actuales 40 miembros de la Banda de Tlayacapan están dirigidos por Cornelio Santamaría. A través de su arte puedes bailar boleros, danzones, marchas, rancheras, sones,  valses, polkas y varios ritmos más. No reprimas a tus pies.

Corredor Biológico Chichinautzin

El ecoturismo es la actividad que mejor se puede realizar en este lugar. Con una superficie de 65 mil 721 hectáreas, fue declarado Área de Protección de Flora y Fauna en 1988 con el fin de establecer una conexión entre los parques nacionales Lagunas de Zempoala y El Tepozteco.

Por obvias razones, este corredor es hábitat de una amplia gama de especies vegetales como bosques de pino, de oyamel y de encino; allí puedes practicar caminatas, excursionismo y montañismo, entre otras actividades.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌸🌿🌸 📸: @soyalonsopm . . . . . . . #tlayacapan #pueblomagico #morelos #mexico #travel #naturaleza #montaña #visitmexico #turismo #hiking

Una publicación compartida de Tlayacapan Pueblo Mágico (@tlayacapanpueblomagico) el

También lee Home office en 5 destinos mexicanos

Historias en video



En Vivo