Paquimé: un pueblo como salido de un tiempo alterno

Esta zona arqueológica ubicada en Chihuahua sigue sorprendiendo a los viajeros

147
INAH Chihuahua

¿Has escuchado hablar de Paquimé? Si la respuesta es “no”, te pedimos imaginar un pueblo en verdad enigmático que dejó su huella en una de las arquitecturas más originales y únicas de México. Prácticamente no hay otro tipo de casas parecidas en ningún otro lugar de nuestro país. Y para constatarlo, es necesario un viaje a 260 kilómetros al noroeste de la ciudad de Chihuahua, en Chihuahua.

A unos 500 metros del poblado de Casas Grandes y a 5 kilómetros de la ciudad de Nuevo Casas Grandes, la zona arqueológica de Paquimé ha cautivado la imaginación de artistas como el escultor Sebastián, quien aseguró que “tiene una personalidad muy definida, muy diferente a los demás asentamiento de la república”.

En ese asentamiento llegaron a vivir más de tres mil personas, quienes tuvieron un pasado rico en cultura, con orígenes muy distintos: del Desierto, de Occidente y del Centro de México. Su sistema religioso, su forma de organización social y su arquitectura, entre muchos otros elementos, hoy son motivo de inspiración para pensadores y artistas.

Te puede interesar Batopilas, Pueblo Mágico de Chihuahua

No por nada desde 1998 forma parte de la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y quedó inscrita en 2015 en el Registro de Protección Especial de la misma organización mundial.

Arquitectos muy modernos

El admirable ensamble arquitectónico de Paquimé fue el epicentro de un gran e importante intercambio comercial y cultural entre los pueblos de América del Norte y Mesoamérica. Es el Centro Ceremonial de la Cultura Casas Grandes.

Si visitas este destino, te sorprenderá saber que sus antiguos moradores levantaron sus casas mediante una mezcla de agua y tierra, que fue una verdadera innovación arquitectónica en  el año 1200 d.C.

Para modelar los muros, utilizaron madera; esto y los techos de vigas y tierra apisonada darían la impresión de que no fueron lo suficientemente fuertes. Sin embargo, de acuerdo con expertos del Instituto Nacional e Antropología e Historia (INAH), los antiguos paquimenses construyeron “más de mil cuartos para dar forma a Las Casas Grandes que llegaron a tener hasta cuatro pisos de altura”.

Te puede interesar Barrancas del Cobre – Las montañas de Chihuahua

Por si fuera poco, en Paquimé el sistema hidráulico en ese complejo habitacional sorprende por lo avanzado de su organización. Casi como en tiempos modernos, hay canales, drenajes y laguna de oxidación de desechos, que atravesaban las casas a través de muros y pasillos. Es decir, el manejo del agua en esa zona era de avanzada.

Más que la arquitectura

Una visita a la zona arqueológica de Paquimé es para disfrutarse con tranquilidad, y para admirar con asombro los recovecos de esta zona de Chihuahua. Si de todas formas quieres  saber más sobre el lugar, te recomendamos el Museo de las Culturas del Norte, a una costado de Paquimé.

Este recinto alberga una de las más interesantes colecciones arqueológicas del norte de México; por ejemplo, exhibe piezas de cerámica de tipos polícromos y en especial vasijas antropomorfas y zoomorfas, piedras semi-preciosas, textiles, objetos suntuarios, restos óseos, entre muchas sorpresas más.

Te puede interesar Creel, Pueblo Mágico de Chihuahua

Historias en video



En Vivo