Turismo chamánico: ¿Por qué los hongos alucinógenos están a punto de la extinción?

La sabiduría ancestral continúa hoy en día, en el Pueblo Mágico de Huautla de Jiménez, Oaxaca.

2417
Turismo chamánico en Oaxaca
Foto: Ammit Jack/Shutterstock.com

De acuerdo con los especialistas, los hongos alucinógenos están a punto de la extinción, por su consumo recreativo, un fenómeno que inició con el turismo chamánico en la década de 1960, teniendo como figura a la famosa María Sabina, la sacerdotiza que guiaban a los comensales a un viaje místico para sanar. 

El epicentro del turismo chamánico fue la tierra de Sabina: Huautla de Jiménez, actual Pueblo Mágico de Oaxaca. Durante dicha época, arribaron decenas de hippies que buscaban descubrir los efectos de los hongos sagrados: ndi xijtho -los pequeños que brotan-, para entonces, la comunidad científica los catalogaba como droga que provocan alucinaciones.  

Atraídos por el misticismo y los rituales con hongos alucinógenos, también se dieron cita grandes personalidades, principalmente del mundo del rock como The Rolling Stones, John Lennon, Led Zeppelin, entre otros. Es así como este pueblo mazateco, se popularizó a nivel internacional, para dar como resultado el nacimiento del turismo chamánico. 

Te puede interesar: Huautla de Jiménez, el pueblo oaxaqueño mundialmente famoso por María Sabina

¿Cómo se detona el turismo chamánico?

La figura de María Sabina y sus conocimientos ancestrales traspasaron las fronteras, gracias a publicaciones de investigadores como Gordon Wasson, Gutierre Tibón, Fernando Benítez y Salvador Roquet, quienes se encargaron de difundir su imagen con la sacerdotisa de los hongos y de su poder como curandera.   

Fue tal el furor, debido a la presencia de la psicodelia en la Sierra Mazateca, que el mismísimo ejército tuvo que aislar a los habitantes de Huautla de Jiménez, quienes decidieron mantener su conocimiento aislado del mundo, hasta que las aguas se calmaran. 

Actualmente el Pueblo Mágico continúa ofreciendo turismo chamánico, pues la herencia que dejó María Sabina, continúa a través de sus actuales chamanes, también denominados chjota chjine –hombre de conocimiento- o curanderos, hombres y mujeres que ejercen la medicina tradicional

Mayor información:

http://www.oaxaca.travel/index.php/es/

Historias en video



En Vivo