La capital de Oaxaca está de fiesta

Celebremos con un recorrido por los sitios más representativos de este destino

52
Ciudad de Oaxaca
Pixabay

¡Felicidades Oaxaca! Por ser la mejor ciudad del mundo, reconocimiento que fue otorgado por la revista Travel + Leisure al ocupar el primer lugar en las categorías Top City Overall y Top City México, sin duda una muestra de que a nivel nacional e internacional es un referente turístico.

A este festejo nos unimos todos aquellos que amamos su capital, llena de riqueza gastronómica, artesanías fantásticas provenientes de sus barrios, con un vasto patrimonio arquitectónico, manifestaciones culturales diversas y expresiones artísticas que son el resultado de la grandeza de su gente.

Para continuar celebrando a la ciudad de Oaxaca, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, proponemos un tour por los infaltables, aquellos sitios que deben ocupar la agenda del visitante primerizo y que deben ser un referente de recomendación para aquellos que presume esta tierra entre compatriotas, o más allá de las fronteras.

Los sabores de Oaxaca

Lo primero que se debe hacer al llegar a este destino, es paladear su cocina tradicional, una de las más reconocidas e importantes de todo el territorio mexicano. Si bien cuenta con una amplia oferta restaurantera, es obligatorio visitar aquellos recintos dirigidos por los marchantes.

Así que dirigir el apetito hasta el Mercado 20 de Noviembre, conocido como el “mercado de comida”. ¡Es aquí donde comienza la magia de Oaxaca! Con sus típicas tlayudas a la vista, entre puestos que te invitan a comprar tasajo, pan de yema, chapulines, quesillo, chocolate y más. Ya para sentarse a comer, están sus fondas que también ofrecen estas delicias, más otros guisados donde no pueden faltar sus moles y ahora sí, a clavar el diente.

Continuemos por el Mercado Benito Juárez, si bien ofrece muchas delicias similares, también se pueden realizar un par de compras artesanales como productos de cuero, accesorios e indumentaria. Pero si prefieres degustar la sazón de las mujeres de estos lares, tenemos una propuesta más que excelente: el restaurante Las Quince Letras, dirigido por la cocinera tradicional Celia Florian, quien además se esfuerza por impulsar el trabajo de otras mayoras del estado y en el rescate ancestral de su cocina.

Patrimonio arquitectónico de Oaxaca

Ya con el estómago y corazón contentos, gastemos toda esa energía a través de caminatas por el centro histórico de Oaxaca, para dejar que nuestros ojos se deslumbren por la gran cantidad de monumentos de estilo barroco y neoclásico. Indiscutiblemente hay que arrancar el recorrido en su Catedral, dedicada a la Virgen de la Asunción.

Cuenta con una fachada de cantera verde, que alberga esculturas realizadas a detalle, así como relieves en tonos rojizos. Un conjunto más es la Iglesia de la Compañía de Jesús, que data del siglo XVI, cobijado bajo la corriente del barroco, misma que da vida a la Basílica de la Soledad, una de las joyas arquitectónica del país.

Otro recinto que jamás debes pasar desapercibido durante tu visita es el  Ex Convento de Santo Domingo, cuya edificación concluyó en 1666, el cual está dividido en dos áreas: el templo y el convento. El esplendor renacentista es digno de admirar en la fachada del templo, mientras que su interior está decorado por el estilo barroco.

En la parte del convento se refugian el Centro Cultural Santo Domingo, que invita a conocer el Jardín Etnobotánico que es una maravilla; pero además hallamos el Museo de las Culturas de Oaxaca, así como la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y la Hemeroteca Pública.

Música al aire libre en Oaxaca

Es en la Plaza de la Constitución el lugar ideal para tomar un descanso mientras se admiran los portales que yacen fuertes desde 1529. En ella se toma la sombra de hermosos fresnos o se acude a algunas de sus cafeterías y pequeños restaurantes para degustar un chocolate.

No puede faltar su kiosco donde cada fin de semana se reúnen familias y turistas para escuchar los sonidos más tradicionales de Oaxaca, interpretados por músicos del estado. Entonces suena la Sandunga, la Martiniana, la Llorona, Dios nunca muere, entre otras que vibran hasta el alma.

Para el shopping

Cómo irse de Oaxaca sin llevarse un pedacito de esta ciudad. Para realizar las compras sigamos el camino que va directo al Andador Macedonio Alcalá. Si es mucha tu curiosidad entonces tienes que adentrarte a varios rincones de este circuito como sus museos, galerías de arte, restaurantes y hoteles, muchos de estos servicios de la hospitalidad, están instalados en edificios arquitectónicos majestuosos que también guardan objetos invaluables dignos de apreciar.

Aquí mismo hay tiendas artesanales, muchas de ellas están compuestas por grupos familiares que se organizan para concentrar sus mejores trabajos que ofrecen a los consumidores provenientes de muchas partes. Otro de sus atractivos son las boutiques, con indumentaria típica de Oaxaca que adquiere un estilo más contemporáneo y moderno. Además hay joyerías con propuestas de diseño que mezclan arte ancestral.

Desde el centro histórico de Oaxaca se parte hacia sus distintos barrios, cada uno se especializa un tipo de artesanía como el barro negro y los alebrijes de fama internacional. Y es desde este punto, que se puede partir hacia la zona arqueológica de Monte Albán, para seguir descubriendo la magia de esta tierra. Pero ésta, es otra historia que te compartiremos.

En Vivo