5 haciendas para retroceder en el tiempo

La compañía de viajes digitales Booking.com recomienda estos espacios de origen colonial para descubrir otra parte de México

114
Haciendas
Hacienda Vista Hermosa

Las haciendas también son templos arquitectónicos principalmente ubicados en zonas rurales, cuyos interiores conservan objetos y mobiliario histórico que vale la pena estudiar. Sin embargo, muchas se han abierto hacia el servicio de la hospitalidad, para brindar momentos y experiencias llenas de tradición, cultura y lujo, una mezcla que vale la pena gozar.

Mientras se regresa paulatinamente al ejercicio turístico, Booking.com nos recuerda la importancia histórica que poseen, a través de tour por cinco haciendas de época que seguro te van a trasladar hacia su pasado, hacia la memoria de un México antiguo.

Bola de Oro y Hacienda Pancho Nuevo

La ruta turística del Pueblo Mágico de Coatepec en Veracruz te lleva por los senderos cafetaleros de la región. Este camino te conduce hacia dichas haciendas que te brindan la  opción de explorar cada uno de sus rincones que encierran más de 40 años de tradición.

Si eres amante del café, este es el lugar indicado para aprender todo lo que engloba su universo a través de la recolecta de sus granos y el proceso artesanal que lo antecede. Asimismo puedes participar en una cata y paladear cada mañana su sabor si decides pernoctar dos o tres días.

Hacienda Vista Hermosa

Este maravilloso lugar del siglo XVI se localiza en Tequesquitengo, Morelos. Durante la época colonial se posicionó como la  productora de azúcar más importante de la región, pero con el tiempo se convirtió en una de las haciendas más lujosas para hospedaje y recepción de eventos sociales.

Si te quedas unos días puedes hacer uso de su alberca, paseos a caballo por los alrededores y jugar en su cancha de tenis. Desde aquí organiza un viaje a la zona arqueológica de Xochicalco, incluso hacia la ciudad de Cuernavaca.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🏖🛣🤿👙🩳

Una publicación compartida por Hacienda Vista Hermosa (@hdavistahermosa) el

Hacienda San Miguel

Su refugio está en Yucatán y data de 1542. Se especializó en la cosecha de algodón, frijol y maíz, además sus administradores cuidaban ganado y aves de corral. Actualmente ofrece el servicio de hospedaje en medio de la selva y con jardines bellos que invitan a la práctica de yoga o a la meditación. Para refrescar el cuerpo solo hay que viajar 10 minutos hacia el cenote Dztnuo, mismo tiempo para llegar al centro de Valladolid.

Su edificio de estilo colonial brinda todas las comodidades para una noche en compañía con tu mascota, porque felizmente te decimos que es pet-friendly. Para seguir con la recarga de energía y buenas vibras te conecta con guías para explorar la zona arqueológica de Ek’ Balam o Chichén Itzá.

Hacienda Guadalupe

Vámonos hasta “La Tierra del Vino”, claro a Valle de Guadalupe, donde se halla esta hacienda vinícola para adentrarnos al mundo de las uvas y el proceso que sufren para convertirse en el elixir de los dioses, donde además puedes participar en catas y degustaciones.

En sus alrededores se encuentra el Museo de la Vid y el Vino, hay fiesta en época de vendimia, tour guiados. Aprovecha una escapada a Ensenada, para degustar su rica gastronomía.

 

Hacienda La Fortaleza

Es en Tequila, Jalisco donde más haciendas hay, ésta solo es un ejemplo de la magnificencia que atesora el destino. Entre sus actividades está conocer a detalle la producción de esta bebida mexicana, admirar sus paisajes agaveros y saborear dicha delicia.

También se disfruta de caminatas para conocer este Pueblo Mágico y hospedaje en alguno de sus hoteles, como el temático Las Barricas, donde duermes dentro de un barril gigante mientras disfrutas de un cóctel o un caballito directo.

Historias en video



En Vivo