Celebra 56 años de existencia el Museo de Arte Moderno

Hoy nos sumamos a los festejos de este recinto cultural a través de aquellas curiosidades que poco sabemos sobre este espacio

97
Museo de Arte Moderno
Museo de Arte Moderno

Fue en 1964 cuando se inauguró el Museo de Arte Moderno y desde ese momento se convirtió en el emblema oficial de la modernización del país. Un detalle que también se dejó claro en la edificación de este monumento, inspirado en un diseño del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, en colaboración con Rafael Mijares.

Su idea era más que clara: un estilo contemporáneo que recurre a las formas orgánicas, con una estructura que permitiera una sensación de libertad, para mantener una fluidez entre el interior y el exterior.

Además, para sus acabados se utilizaron materiales de moda como el cristal, mármol blanco, pedernal en bruto, aluminio y fibra de vidrio. De esta forma el Museo de Arte Moderno se convirtió en el reflejo de una ruptura con las corrientes tradicionales e históricas, que en ese momento eran la imagen de la Ciudad de México.

Museo de Arte Moderno rompe paradigmas

De acuerdo con información del Museo de Arte Moderno, el proyecto original  incluía auditorio, biblioteca y bodegas, pero jamás se lograron concretar. Ocurrió lo mismo en el caso de los jardines, que a través de la arquitectura del paisaje pretendían unirse a todo este sentido de modernidad.

Un concepto que estaría en manos del paisajista Matsumoto, pero que al final el diseño estuvo a cargo de Juan Siles, durante la dirección de Helen Escobedo. Es así como esta parte exterior se concibió como una extensión del museo, para permitir una función diferente: una nueva manera de contemplación de las piezas al aire libre.

Su consolidación formó parte del programa de institucionalización de la cultura, característico del gobierno de Museo de Arte Moderno, así que sus salas tenían un perfil que resaltaba la identidad heredada de la Revolución, pero su pronta renovación comenzaría a cuestionar este discurso mediante la primera exposición dedicada a Rufino Tamayo.

Actualmente el Museo de Arte Moderno resguarda uno de los mayores acervos de arte mexicano del siglo XX, integrado aproximadamente por 3 mil pinturas, esculturas, fotografías, dibujos y grabados en constante proceso de catalogación e integración. Fue hasta 1981 cuando recibe obras pertenecientes al  siglo XIX que muestran la transición hacia las vanguardias posteriores.

El Museo de Arte Moderno es un promotor de experiencias a través de narrativas museológicas actuales, que siempre busca nuevas propuestas para acercar a su público a un activo programa interdisciplinario.

 

Historias en video



En Vivo