Plañideras – El oficio de llorar el dolor ajeno

37
Pixabay

Todos sabemos lo duro que puede llegar a ser asistir a un funeral, y no es para menos pues hay reconfortar a los dolientes y sobre todo guardara la sobriedad y seriedad que las reglas sociales, sin embargo, es bastante común ver a personas llorando desconsoladamente.  ¿Sabías que antiguamente muchas de estas personas que lloran – generalmente mujeres- eran contratadas ? Te contamos acerca de las plañideras.

El oficio de las plañideras nació en el antiguo Egipto, pues estaba prohibido expresar la tristeza cuando perecía alguien cercano, así que contrataban a mujeres para que pudieran expresarlo por ellos, estas mujeres se conocían como Yerit y asistián a los funerales con largos velos y los brazos alzados en señal de dolor.

En México la tradición de las plañideras también estuvo presente durante la época prehispánica, pues se creía que los llantos acompañaban a los fallecidos durante su viaje al Mictlán.

Esta tradición estuvo muy arraigada en este país, sobre todo a principios del siglo XX. Si el fallecimiento de una persona causaba conmoción y tristeza entre la comunidad, de mejor reputación gozaba, así que no estaba de más contratar una que otra plañidera para conmocionar aún más a los dolientes y visitantes que asistían a dar el último adiós a sus difuntos.

Aunque hoy este oficio se considera casi extinto, las plañideras siguen existiendo en lugares como Hidalgo o Querétaro. En este último estado, en San Juan del Rio se celebra un concurso anual de plañideras en las que diversas mujeres muestran sus habilidades histriónicas en las que “lloran” frente el féretro ficticio de algún muerto famoso. Gana quién más impácte y haga reír al público.

Historias en video



En Vivo