Increíble Mercedes Benz Clase G con outfit tradicional zapoteca

La comunión entre la elegancia alemana y la tradición oaxaqueña da como resultado una obra con calidad de museo

106
Increíble Mercedes Benz Clase G con outfit tradicional zapoteca
Mercedes Benz México

La estrella del logo de Mercedes Benz fue el punto de partida, el origen de una inspiración que guió a manos oaxaqueñas a apropiarse de la piel de la Geländewagen (Clase G) como un lienzo en el que imprimieron su arte, creando así una de las piezas automotrices más extraordinarias que se han visto en la actualidad.

Cada punto del emblema de Mercedes Benz representa los motores con los que ha surcado el cielo, mar y tierra a lo largo de su historia y que ahora encuentran una comunión natural con los poderes divinos zapotecas: el águila (viento), la serpiente (inframundo) y el jaguar (tierra).

Animales míticos y protectores del destino de una persona desde su nacimiento, a los cuales se les conoce como tonas, que al fusionarse con el espíritu humano se transforman en nahuales. Ahora las dos culturas se mimetizan en esta obra, para dotar con una atmósfera de divinidad y sincretismo a la todoterreno de la firma alemana.

Es así como la icónica Clase G, uno de los autos más emblemáticos de Mercedes Benz lleva tatuado el espíritu del señor jaguar para dotarla de toda fuerza. Sin embargo, la serpiente y el águila también se plasman en su piel con los ojos visibles en cofre y faros.

El talento detrás de obra Mercedes Benz

Hasta los valles centrales de Oaxaca en la mítica comunidad de San Martín Tilcajete, famosa por la elaboración de alebrijes, llegó la Clase G de Mercedes Benz, lista para ser el lienzo de los artesanos María y Jacobo.

Su decoración fue completamente a mano en el taller de los maestros zapotecas, para resaltar no solo el talento que emerge de este municipio, sino también la tradición y cosmogonía que se mantienen vivas en México.

Es así como los artesanos plasmaron gráficos precolombinos y colores típicos como el amarillo, negro y rojo que también se incluyen en la bandera alemana.

En el toldo se visualiza una bandera de los pueblos indígenas americanos, que se combina con los elementos de una a cuadros que se usa en las carreras de autos.

Pasaron 3 años entre negociación y proceso artístico para poder admirar el resultado final, uno de los sueños hechos realidad para Mercedes Benz México, que tenía toda la intención de otorgar el carácter nacional a la Clase G. Un proyecto que gustó tanto en la matriz de la marca en Alemania, que terminaron financiado el trabajo.

Esta obra de arte tendrá un año y medio de exposiciones a lo largo del país y después se llevará a Europa para su exhibición. Finalmente ocupará un lugar especial en el Museo Mercedes Benz ubicado en la ciudad alemana de Stuttgart, para dar muestra del valor de nuestros artesanos y tradiciones.

Datos relevantes:

Taller: Jacobo y María Ángeles
Obra: arte zapoteca-oaxaqueña
Representación: tres animales sagrados zapotecas (águila, serpiente y jaguar)
Trabajo: ocho artesanos involucrados
Tiempo: 175 días de decoración
Pintura: primer acrílico y barniz automotriz sobre metal

Historias en video



En Vivo