¿Qué fenómeno tiñe a Las Coloradas?

Un destino compuesto por dunas de arena blanca y montañas de sal, que resaltan el tono de su agua 

62
Las Coloradas, Yucatán
Flickr

Al norte de Yucatán se localiza el pueblo pesquero Las Coloradas, el cual, en los últimos años se ha puesto en la mira de todos, porque las aguas que lo rodean tienen una característica muy particular: un color rosado que deslumbra.

El ecosistema que rodea a Las Coloradas está compuesto por manglares y dunas costeras con vegetación propia. Ahí se da una confluencia de las aguas saladas marinas y el manto freático peninsular.

La gran concentración de salinidad que existe en Las Coloradas, es el ambiente perfecto para el desarrollo de organismos llamados halobacterias, que al mezclarse con el color rojizo que producen las algas que adoptan también este hábitat, dan como resultado ese tono idílico que le otorga fama internacional.

Para dicha de los visitantes, sus playas aún son vírgenes, así que la fauna deambula libremente para dejarse admirar, como es el caso de los flamingos, que representan otro de sus principales atractivos.

Los contrastes de Las Coloradas

Las Coloradas cuenta con una industria procesadora de sal, la cual se reparte por todo el país a través de sus barcos de elevado tonelaje. A pesar de esta fuente económica, parte de sus habitantes se dedican también a la pesca, lo que permite disfrutar de una gastronomía especializada en mariscos.

Es un lugar para dejarse ir en la contemplación, mientras se sumerge en una tranquilidad que su mismo paisaje sonsaca. Para que el momento sea más placentero en Las Coloradas, hay que disfrutar de un relajante baño de arcilla blanca, que beneficia a la piel de todo el cuerpo por su alta concentración de azufre, sales, minerales y algas.

Durante el amanecer y el atardecer, las postales que regala son únicas; entre  montañas de sal, dunas de arena blanca, cielo azulado y agua rosada, un espectáculo digno de todo espíritu indomable.

Historias en video



En Vivo