Sabor de Maguey: mujeres que saben de la cocina de Oaxaca

Este colectivo pensó más allá del mezcal y creó una línea de productos gourmet

71
Sabor de Maguey
Facebook: Sabor de Maguey

Sabor de Maguey, colectivo de mujeres que vende insectos comestibles y otros productos gourmet de Oaxaca, tiene una creadora: Elena Velázquez, quien era buena bebedora de mezcal.

Cuando el boom de este destilado explotó, más allá de los fieles parroquianos, en 2014 —año en que su producción se multiplicaba por 5 en relación con 2011—, Elena decide comercializar una marca de sal de gusano de excelente calidad. Recordemos que esta sal, junto con las rodajas de naranja, son inseparables compañeros del destilado.

Así, la historia de Elena Velázquez y Sabor de Maguey comienza, como el mar, con el sabor que da este poderoso condimento.

Gusanos de sabor

Como todo gran proyecto, en el inicio de Sabor de Maguey Elena y una entrañable amiga estuvieron en toda la línea de producción. Así Elena y su amiga se encargaban de recolectar los insectos, envasarlos, etiquetarlos y luego distribuirlos.

Se describe fácil, pero llegar a la calidad que las expertas buscaban, llevó tiempo de pruebas, experimentación y ensayo.

Te puede interesar  Hongo matsutake, la trufa blanca de la Mixteca de Oaxaca y Michoacán

Utilizaron insectos como chapulines y hormigas chicatanas, aunque también envasaron miel de maguey y hojas para infusión de poleo, típica de la región.

Una vez que se empezó a conocer el producto, muy pronto creció la demanda.

Mujeres al frente de Sabor de Maguey

Con el incremento de las ventas, necesitaron más manos para potenciar la marca Sabor de Maguey. Pero ese dúo tenía una certeza: quienes se incorporaran a la producción debían ser mujeres.

Te puede interesar Huatulco – Lo más hermoso de Oaxaca

Además, esas mujeres serían de un pueblo de los Valles Centrales de Oaxaca: San Antonio de la Cal.

¿Por qué de San Antonio de la Cal?

Si algo caracteriza a este municipio de los Valles Centrales es la calidad para elaborar tortillas, casi siempre elaborado por mujeres; por lo tanto, ellas son las expertas en el manejo de los metates y comales de barro.

Precisamente en esos instrumentos rústicos se muelen en Sabor de Maguey la sal, los chiles y gusanos para dar con su producto estrella: sal de gusano.

Elena asegura: “en San Antonio, que es un sitio con mucha emigración hacia Estados Unidos, hay muchas mujeres que se dedican a este oficio. Por la pandemia, muchas de ellas perdieron sus trabajos, son las jefas de sus familias y nos pareció que este apoyo les vendría bien, al tiempo que sería un gran alivio para desahogar todo el trabajo que teníamos encima”.

Branding con Sabor de Maguey

Elena y sus compañeras sabían que elaboraban el mejor producto, pero también necesitaban un empaque y envasado que estuviera a la altura. Para ello, utilizan tubos de ensayo con corcho de tapas, envases y una imagen de la marca muy representativa y elegante.

Si bien sus productos están elaborados en Oaxaca, también en la Ciudad de México se pueden conseguir en el Museo del Tequila y el Mezcal.

“Nosotras tenemos un sueño y sabemos que vamos a lograrlo. La pandemia y la crisis tienen que pasar y ahí seguiremos unidas, dándole continuidad a nuestro proyecto”, asegura decidida la cabeza de Sabor de Maguey.

Con información de Gourmet de México/Ollin Velasco

Te puede interesar Mazunte : Un rincón virgen en Oaxaca

Historias en video



En Vivo