Críticos en Francia y usuarios de Netflix están molestos por estereotipos en Emily in Paris

No todos están contentos con el éxito de Emily in Paris de Netflix.

152
Netflix

El fin de semana pasado estrenó Emily in Paris y aunque generaba mucha expectativa por la buena recepción que ha tenido Lily Collins, la protagonista de la producción de Netflix, en realidad tanto los críticos parisinos como los usuarios de la plataforma están molestos por los clichés y estereotipos en Emily in Paris.

La historia cuenta el viaje de una joven muchacha que reside en Chicago y después de que su jefa termina embarazada y no puede realizar el viaje a París, termina por ser Emily la seleccionada. Sin embargo, se encuentra con un ambiente muy difícil y pesado dentro de esa agencia de marketing en la cual es mal vista desde el primer momento en el que ella no habla francés.

También te puede interesar Locaciones de Emily in Paris.

via GIPHY

Aunque la serie se ha convertido en un éxito rotundo, en Francia no ha sido muy bien aceptada. Por ejemplo, uno de los medios especializados de cine francés, PREMIERE se lee los siguiente:

“[En Emily en París] nos enteramos de que los franceses son ‘todos malos’ (sí, sí), que son vagos y nunca llegan a la oficina antes de que termine la mañana, que son coquetos y no están realmente apegados al concepto de lealtad, que son sexistas y atrasados, y por supuesto, que tienen una relación cuestionable con la ducha. Sí, no se escatima ningún cliché, ni siquiera el más débil”.

Otro de los prejuicios alrededor de los parisinos rondan sobre los cigarrillos, puesto que la nueva jefa de Emily, Silvye incluso le reprocha no hacerlo. Al respecto, esto se dice en el medio Sens Critique:

Emily en París proyecta la misma imagen poco realista de París que la película Amelie y que tienes que amar mucho la ciencia ficción para ver esta serie, sabiendo que los parisinos son en su mayoría amigables, hablan un inglés irreprochable, hacen el amor durante horas y que ir a trabajar sigue siendo una opción. Los escritores pueden haber dudado durante dos o tres minutos en poner una baguette debajo de cada francés, o incluso una boina para distinguirlos claramente, en cambio, todos fuman cigarrillos y coquetean hasta la muerte“.

Por último, muchos usarios en Twitter también salieron a contar su inconformidad con la serie. Uno de ellos escribió: “Opinión impopular: emily in paris no tiene ningún sentido, está lleno de clichés, y da una mala visión de parís y parisinos, wtf”.

Historias en video



En Vivo