Asesinos seriales en México. Parte 2

131
Asesinos seriales en México. Parte 2
Pexels

Continuamos con este especial de asesinos seriales en México: En vísperas de Halloween y Día de Muertos, te traemos la segunda entrega de estos criminales que escandalizaron a un país entero.

Podría interesarte: Asesinos seriales en México Parte 1

Asesinos seriales en México

Goyo Cárdenas, El Estrangulador de Tacuba

Gregorio Cárdenas Hernández, mejor conocido como Goyo Cárdenas, era un brillante estudiante de Ciencias Químicas. Desde muy pequeño tuvo una relación muy desafortunada con su madre. Sufrió de encefalitis, enfermedad que le provocó enuresis; también mostraba signos de crueldad con animales.

El 15 de agosto de 1942 , Goyo contrató a una sexoservidora llamada María de los Ángeles González. Después de estar con ella, la mujer fue a asearse al baño y Goyo aprovechó ese momento para estrangularla. Después enterró el cadáver en el patio de su casa…

Este fue su primer crimen. Poco a poco era menor el tiempo que dejaba pasar antes de salir a buscar compañía. Tres prostitutas tuvieron el mismo fin que María de los Ángeles González.

Su última víctima fue una chica llamada Graciela Arias Ávalos, a quien Goyo pretendía. Quedaron en verse, subieron a su auto y él le declaró sus sentimientos; la chica lo rechazó, por lo que Goyo montó en cólera, desprendió la manija del vidrio de su automóvil y la golpeó hasta matarla.

En septiembre de ese mismo año, Goyo solicitó internarse en el hospital psiquiátrico Dr. Oneto Barenque, pero la policía llegó para interrogarlo por la desaparición de Graciela y fue entonces cuando confesó ese y sus demás crímenes.

El 13 de septiembre fue recluido en la prisión de Lecumberri, pero al poco tiempo fue trasladado al famoso manicomio de La Castañeda. Sin embargo, ahí destacó por su inteligencia y con el tiempo terminó por formar parte del imaginario colectivo.

Podría interesarte: Lecumberri: Leyendas del antiguo Palacio Negro

José Luis Calva Zepeda, El Caníbal de la Guerrero

José Luis Calva Zepeda también era conocido como el Poeta Caníbal; se le acusó por el asesinato de tres mujeres.

Tuvo una infancia trágica, pues sufrió abuso sexual, motivo por el que escapó de casa para vivir como niño en situación de calle. Fue autor de varios libros y poemas que vendía en mercados y cafés, por ello se ganó el mote de “poeta”.

Cuando mató a su última víctima, la policía halló un dantesco cuadro en su departamento ubicado en la icónica colonia Guerrero: velas, libros de brujería y restos de un cuerpo humano en el refrigerador y en un sartén.

Podría interesarte: 5 datos que no conocías de la Colonia Guerrero

Fue aprehendido un 24 de octubre de 2007 y llevado al Reclusorio Oriente. Al poco tiempo y para sorpresa de todos, José Luis era visitado por una mujer que decía ser su “novia”, llamada Dolores Mendoza.

El 11 de diciembre de ese mismo año, el caníbal fue hallado ahorcado con un cinturón. Se dice que se suicidó, pero nunca pudo verificarse este hecho.

Historias en video



En Vivo