Pulque: ¿nos echamos unos tragos de su historia?

Los aztecas creían que la diosa Mayáhuel y el dios Patécat crearon este elixir juntos

1346
Pulque historia
Eugenio Fernández Vázquez/Flickr

El pulque, conocido como la bebida de los dioses, tiene un origen mesoamericano, pero sólo la nobleza prehispánica tenía derecho a su degustación; además, su uso se limitaba a ciertas ceremonias de carácter político y religioso debido a su estatus divino. Así que el resto de la población no podía disfrutarlo.   

Tiempo después se atribuyó su consumo sólo para personas de bajos recursos económicos, considerándola como una bebida de poco refinamiento. Sin embargo, los paladares curiosos e inquietos comienzan posicionar a este elixir, por un tema de identidad y cultura, pero también se le da valor gracias a su producción orgánica.   

Pero retomemos el principio del camino, al hablar del origen del vocablo «pulque«, que de acuerdo con Ángel Núñez Ortega (1840-1890), quien fuera en vida un experto en lenguas indígenas, llegó a sostener que procedía del náhuatl poliúhqui, que significa «corrompido«, pero para muchos filólogos la etimología sigue en discusión. 

Siguiendo el hilo conductor, José G. Moreno de Alba, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, en su artículo publicado en la página web del Fondo de Cultura Económica, explica que las comunidades indígenas utilizaban el nombre de “necutli derivado quizá de neutic, ‘dulce’, y de octli”, para hacer alusión a la bebida, voces que los conquistadores sustituyeron por pulque.   

Te puede interesar: 5 mitos del pulque

Pulque, una bebida espirituosa

Ahora sí, viajemos a través del tiempo para establecernos a finales del Preclásicoantes del año 100 a.C.— en el centro de México, momento histórico en el que se identifica la preparación del este elixir, gracias al hallazgo de cántaros y ollas, que se piensa servían para transportar el aguamiel, y por la presencia de instrumentos de piedra que tal vez fueron utilizados para raspar el maguey.

Lo anterior es fundamentado por las doctoras en Antropología Patricia Fournier García y Lourdes Mondragón Barrios, quienes manejaron el tema en un artículo publicado en la revista Arqueología Mexicana

Pero aquí viene la parte a que a todos nos encanta sobre la cosmogonía de las culturas prehispánicas, pues resulta que de acuerdo con interpretaciones en el códice Laud, dentro de la religión politeísta de los aztecas retomaron fuertemente dos figuras: Mayahuel, la diosa del maguey, y Patecatl, el dios de la medicina y del peyote; juntos crearon el pulque

Te puede interesar: ¿Cómo se hace el pulque? Mujeres Milenarias te enseñan

Pero sus guardianes son los Centzon Totochtin 400 señores conejos—; gracias a estos seres divinos los humanos descubrieron esta bebida fermentada, como lo explicaba la tradición huasteca. Razón para considerar que sólo era exclusivo del consumo de los dioses y que únicamente podía ser utilizado para rituales religiosos y políticos.  

En su artículo El pulque, la bebida de los dioses, la antropóloga y periodista Sonia Iglesias y Cabrera explica que después de la Conquista, esta bebida perdió por completo su carácter divino y se volvió un producto de gran importancia para las economías locales, con el surgimiento de las haciendas pulqueras, para consolidarse durante más de 200 años.

Esta industria decayó unos años después de la Revolución Mexicana, por ideas del Estado, para entrar a la era de la modernidad.