Slow travel: la tendencia de viajes en tiempos de Covid-19

Siempre es necesario tomarse el tiempo adecuado para disfrutar de los pequeños placeres.

897
Slow travel: la tendencia de viajes en tiempos de COVID-19
Foto: StockSnap/Pixabay

Slow Travel es una tendencia que se ha puesto en práctica en estos tiempos de Covid-19, ¿Pero de qué se trata? Esto podría entenderse como viajar lento, pero no se trata de eso, más bien tiene que ver con el hecho de disfrutar el viaje.

Es importante mencionar que debido a la contingencia sanitaria ocasionada por la Covid-19 no es recomendable salir de casa, por lo que es pertinente recalcar que permanezcas en sus casas y sigan todas las medidas necesarias. En caso de salir es pertinente cuidarse, usar cubrebocas, gel antibacterial, lavarse las manos constantemente y mantener la sana distancia.

Esta modalidad (Slow Travel) surgió al ver que muchos de los viajeros planifican tanto sus viajes que arman un enorme itinerario que tiene que ver con recorrer muchos lugares para conocer de mejor forma su destino. Sin embargo, al terminar el viaje recuerdan muy poco del lugar por la constante necesidad de registrarlo todo en los dispositivos móviles, además de que es agotador.

Te podría interesar: ¿Viñedos en las faldas de un volcán? Sicilia los tiene

Es muy común realizar viajes tan a prisa que suelen pasar desapercibidos ciertos detalles de cada lugar, además de que es casi imposible tachar todos los lugares marcados en el itinerario, algo que suele sucederla a muchos viajeros y que termina por dejarles en ocasiones un mal sabor de boca.

Carl Honoré, es la voz del movimiento Slow Travel y escritor del libro Elogio a la lentitud, asegura que con esta modalidad lo que buscan es desacelerar un poco y reducir el ritmo de los viajes, con el fin de encontrar un ritmo adecuado que permita actuar con rapidez cuando se tenga que hacer y ser lento para apreciar ciertos aspectos cuando se tenga que serlo.

«(Slow Travel) Se trata de saborear el viaje. Viajar al destino en tren, barco, bicicleta o inclusive, a pie, en lugar de abarrotarse dentro de un avión. Se trata de disfrutar cómo el paisaje, la luz y las personas cambian a través del trayecto. Abriendo el apetito, imaginando qué hacer cuando finalmente llegues a tu destino de vacaciones», dijo Carl Honoré.

Te podría interesar: Lenguas indígenas son reconocidas como idiomas en México

Asimismo, propone rentar alguna casa de campo durante un par de semanas en lugar de desplazarse de un hotel a otro. La idea es explorar los alrededores detenidamente y no tan a prisa como sucede comúnmente, pues asegura que las vacaciones no son una carrera contra el tiempo, sino todo lo contrario.

El método Slow Travel también tiene que ver con la gastronomía, ya que plantea disfrutar y saborear los alimentos, contemplar la elaboración de los mismos y darse el tiempo pertinente para hacer sobremesa.

La principal clave de todo esto es priorizar la calidad antes que la calidad, una vez haciendo esto los recuerdos serán más memorables.

La pandemia por Covid-19 desaceleró al mundo entero y obligó a frenar muchas actividades, principio básico que tiene que ver con el Slow Travel y que según Honoré será la nueva forma de viajar tras la contingencia sanitaria. Pues la gente buscará experiencias más profundas y duraderas, ya que se tomarán un mayor tiempo para reflexionar cómo viajar.