¿Por qué no deben tomarse fotografías en lugares donde ocurrió una desgracia?

Al visitar estos sitios hay que mostrar empatía y respeto ante la tragedia

422
¿Por qué no deben tomarse fotografías en lugares donde ocurrió una desgracia?
Foto: MexicoesCultura/Twitter

Tomarse fotografías es una actividad en verdad popular, ya sea cuando se visita algún sitio turístico, para captar momentos especiales o simplemente para documentar todo. Hay quienes lo hacen por hobby y otros por profesión; sin embargo, existen lugares donde es recomendable jamás tomar fotos, por muy inocentes que éstas parezcan.

Por respeto, empatía o superstición, tomarse fotografías en lugares donde ocurrió una desgracia no es nada recomendable. A continuación mencionaremos algunos sitios donde no es bien vista esta práctica.

Te podría interesar: Wave Gotik Treffen: descubre el festival oscuro más importante en Alemania

Auschwitz-Birkenau

Cientos de turistas se dan cita en el más grande campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Por las miles de muertes perpetradas en este lugar, es de mal gusto que alguna persona fotografíe el lugar, sobre todo en las vías por donde transitaban los trenes que transportaban a millones de personas directo a la muerte.

Fue construido en 1941 en la localidad de Birkernau como parte del plan de la Alemania nazi conocido como Solución final, con el que se pretendía exterminar a la población judía. Este lugar representa uno de los episodios más trágicos de la historia del siglo XX.

Memorial del Holocausto

Edificado cerca de la Puerta de Brandenburgo, en la ciudad alemana de Berlín, entre los años 2003 y 2005, se encuentra el monumento en memoria de los judíos asesinados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Consiste en una cuadrícula formada por 2 mil 711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida como si se tratase de un laberinto.

En este sitio los turistas suelen tomar algunas instantáneas y caminar sobre el laberinto que representa a los seis millones de personas que perdieron la vida en el régimen nazi.

Chernóbil

Esta ciudad cobró cierta popularidad tras el éxito de la serie de HBO del mismo nombre; sin embargo, es un lugar lleno de desgracia y tragedia, luego que los días 25 y 26 de abril de 1986 se produjera el peor accidente nuclear de la historia en el norte de Ucrania.

La explosión y el posterior incendio de un reactor en una planta de energía nuclear fueron guardados como un secreto; este accidente fue decisivo para la Guerra Fría y para la historia nuclear. Hasta ahora, varios científicos estiman que el área cercana a la central nuclear no será habitable hasta dentro de 20 mil años.

Cientos de turistas e influencers han acudido al lugar con tal de ganar algunos likes y seguidores extras, fotografiando la zona sin algún tipo de protección, motivo que les costó algunos ataques en redes sociales debido a su irresponsabilidad.

Te podría interesar: ¿Practicas turismo oscuro?

World Trade Center

El 11 de septiembre de 2001, Nueva York y el mundo entero se paralizaron ante uno de los sucesos más trágicos de los años recientes: el ataque terrorista a las Torres Gemelas.

En este lugar fallecieron cerca de 3 mil personas, en uno de los hechos más impactantes y espeluznantes en Estados Unidos, que atemorizó y paralizó a varios países.

Tras el atentado, se edificó un memorial como homenaje a las personas que perdieron del vida en este sitio. Allí bastantes turistas acuden año con año para tomar una fotografía del monumento, acto de mal gusto para las habitantes de la zona.

Plaza de las Tres Culturas

En la CDMX se registró una de las masacres más encarnizadas en la historia de México. Los hechos ocurrieron el 2 de octubre de 1968, donde cerca de 10 mil estudiantes se reunieron para protestar contra el gobierno del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz, hasta que un helicóptero que sobrevolaba la zona lanzó tres bengalas y comenzó una lluvia de disparos que derivó en la muerte cerca de 400 personas (cifra que podría ser mucho mayor).

A este trágico lugar también acuden viajeros nacionales y extranjeros en busca de fotografiar algún indicio de aquella noche trágica. Un hecho que definitivamente es poco empático con la historia del lugar y los sucesos ocurridos ese 2 de octubre.

Este tipo de acciones dejan una gran enseñanza y aprendizaje sobre el respeto y empatía de los seres humanos con la vida y la memoria de las personas que desgraciadamente la perdieron por alguna u otra razón en dichos recintos. Recuerda visitar estos sitios con respeto cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

Historias en video



En Vivo