Antiguo Banco de Londres, México y Sudamérica, un castillo en pleno centro de la CDMX

El 27 de abril de 1864 se inauguró la primera institución bancaria en nuestro país

549
Antiguo Banco de Londres, México y Sudamérica, un castillo en pleno centro de la CDMX
Foto: @talkfoto/Instagram

De acuerdo con diferentes fuentes bibliográficas, el 27 de abril de 1864 se inauguró la primera institución bancaria en México. Se trata del antiguo Banco de Londres, México y Sudamérica.

El Banco de Londres, México y Sudamérica se edificó en la esquina de las calles Capuchinas y Lerdo, hoy Venustiano Carranza, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

En ese mismo año arribaron a nuestro país el emperador Maximiliano de Habsburgo y los ingleses que fundarían la banca y distribuirían los primeros billetes, con la autorización del Tribunal de Comercio.

De acuerdo con el portal El Dato Numismática de México, desde antes de su arribo a México los empresarios británicos se pusieron en contacto con las casas comerciales de origen europeo de mayor relevancia en el país, como Manning & Mackintosh, representante de la Banca Barings, facilitando redes de contacto que más tarde se emplearían para operar sucursales del Banco de Londres, México y Sudamérica en el interior de la república.

Originalmente, el banco se nombraría Bank of Mexico Limited; sin embargo, éste tuvo que ser modificado tras hacerse públicas las negociaciones que el Comité Financiero Mexicano sostenía con la Regencia para fundar otra institución bancaria con el mismo nombre.

Te podría interesar: Claustro de Sor Juana, un sobreviviente cultural de la CDMX

x

El Banco de Londres, México y Sudamérica abrió al público el 1 de agosto de 1864, aunque comenzó a operar desde 1 de julio (tardando un mes para completar su sistema de sucursales y así abrir completamente), contando con un capital de 10 millones de pesos (2 millones de libras esterlinas).

Esta banca no se limitó a una sucursal en México, también abrió otras en Colombia, Perú y Chile, y para finales de 1864 el Banco de Londres, México y Sudamérica comenzó a operar la primera red de sucursales, con oficinas en Zacatecas, Guanajuato, Veracruz, Tampico, San Luis Potosí, Morelia, Matamoros, Puebla, Colima y Durango.

En 1884, la sucursal del banco en Perú dejó de existir, por lo que debió cambiar su nombre a Banco de Londres y México, Sociedad Anónima, pues la mayor parte de sus accionistas eran de origen mexicano y dejó de tener vínculos con la matriz en Londres.

El éxito de esta banca fue tal que el predio localizado entre las calles 16 de Septiembre y Bolívar fue adquirido y lanzado a concurso para la construcción de la nueva sede, junto con el reto incluir una bóveda subterránea.

Te podría interesar: Waldorf Astoria llegará a la CDMX con un imponente rascacielos

La construcción del Banco de Londres…

El suelo blando y fangoso de la CDMX ocupó a arquitectos e ingenieros, quienes buscaban nuevas técnicas y materiales para construir un nuevo inmueble en un suelo donde muchos edificios se estaban hundiendo.

El concurso fue ganado por el arquitecto Miguel Ángel de Quevedo, también conocido como el Apóstol de los árboles, quien entregó el proyecto perfecto para lidiar con las problemáticas del subsuelo capitalino.

Hormigón armado o Compressol System fue la clave principal para edificar la nueva sede, misma que arrancó en 1912 pero fue detenida en varias ocasiones para sustraer el agua que brotaba del subsuelo. La obra se terminó el 3 de febrero de 1913 a escasos días de la Decena Trágica.

La construcción consta de un gran arco de doble altura ornamentado con un altorrelieve de hierro colado. Sobre el basamento se desplaza el cuerpo principal que destaca por ventanas de doble altura enmarcadas por columnas rematadas por arcos. En la actualidad, este recinto es la biblioteca de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Historias en video



En Vivo