La Planchada, la enfermera fantasma que vaga en los hospitales de la CDMX

La historia de una enfermera que se enamoró del hombre equivocado y una traición hizo que vagara en los hospitales de le ciudad.

397
La Planchada, la enfermera fantasma que vaga en los hospitales de la CDMX
Foto: Gobierno CDMX

La planchada es el fantasma de una enfermera que luce siempre impecable y perfectamente planchado su uniforme – de ahí viene su nombre – , se cuenta que se aparece en el Hospital Juarez de la Ciudad de México, aunque hay quienes afirman que la han visto en diversos hospitales de la ciudad; La Planchada se dedica a cuidar a los pacientes más delicados y vulnerables, también han existido testimonios de médicos que han sido asistidos y ayudados por esta misteriosa enfermera en una atareada guardia nocturna o en una cirugía riesgosa.



Existen distintas versiones del origen de la leyenda de la planchada , pero la más común y en la que la mayoría comentan es esta:

Hace muchos años – por ahí de los años 50- , una hermosa y joven enfermera llamada Eulalia, trabajaba en el Hospital Juarez. Además de su belleza , Eulalia tenía una enorme vocación y amor por su trabajo ya que siempre se encontraba socorriendo y atendiendo a todos los pacientes; los médicos y enfermeras la admiraban por su dedicación y por la pulcritud de su uniforme , el cual siempre llevaba muy limpio y planchado. Un buen día, llegó al hospital un joven médico, que de inmediato cautivó a Eulalia, este correspondió a la enfermera e iniciaron una relación. A pesar de que eran felices y compartían el lugar de trabajo, existían rumores de que el doctor tenía fama de ser un mujeriego, estos chismes lastimaban el corazón de Eulalia pero decidía ignorarlos.

Lamentablemente la pareja tuvo que separarse debido a que el médico novio de Eulalia, tenía que partir a un seminario obligatorio para su carrera, pero él le prometió que se reunirían nuevamente, aunque triste, Eulalia aceptó. Pasaron los días y semanas y no habían noticias de su amor, hasta que sin quererlo se enteró que su novio se había casado con otra mujer y esta se encontraba esperando un hijo. Eulalia sintió que se rompía de dolor y de tristeza, de aquella enfermera entregada y amorosa nada quedaba , pues se convirtió en una mujer fría, amargada, descuidada y muy negligente que abandonaba a los pacientes que alguna vez fueron su prioridad, lamentablemente muchos de ellos fallecieron por los pocos y deficientes cuidados que tuvieron por parte de la enfermera.

Podría interesarte: ¿Miedo? Conoce la leyenda de La Pascualita, el maniquí que cobra vida

Tristemente Eulalia enfermó de tuberculosis y que tuvo una muerte muy dolorosa, pero fue condenada a pagar por las vidas de los pacientes que murieron cuando estaban bajo su cuidado y cuyas muertes pudieron haberse evitado, y es por eso que esta enfermera se aparece en los hospitales con su impoluto uniforme atendiendo con gran amor y delicadeza a todos los que la necesitan y sobre todo con la misma vocación de servicio que tuvo antes de que rompieran su corazón. 

Así que si tienes que pasar la noche en un hospital ya sea como paciente, médico, enfermera o acompañante y de repente eres ayudado por una dulce enfermera cuyo uniforme es tan blanco como la nieve y no tiene una sola arruga, no te asustes, podría tratarse de la planchada quien paga sus culpas sirviendo a los demás.

Podría interesarte: El Hombre lobo y su temible leyenda

Historias en video



En Vivo