Xojol huasteco, ¿qué es, ingredientes y cómo hacerlo?

El Xojol es un tamal gigante muy similar al zacahuil pero con sabor dulce.

656
Xojol: joya gastronómica huasteca que pocos conocen
Foto: Región Huasteca/Facebook

La Huasteca no solo se caracteriza por sus múltiples atractivos naturales, sino también por su variada y exquisita gastronomía. El xojol es una joya culinaria que pocos conocen y cuyo sabor es delicioso.

¿Qué es el xojol?

De acuerdo con Laroussecocina, es un tamal dulce elaborado con masa de maíz martajada, piloncillo, canela, pasas y coco, que se envuelve en hoja de papatla. Se acostumbra para el desayuno, y en el ofrecimiento a Tlacatecólotl, “señor del bien y del mal“, días antes de la Semana Santa en la Huasteca hidalguense. Esta deidad formaba parte de la cosmovisión de los nahuas de la huasteca, quienes lo consideraban como una especie de diablo.

Te podría interesar: ¿Tamales con flores? Descubre la historia de su bella decoración

Xojol significa en lengua tenek, ojo“, y su peculiaridad radica en su tamaño, ya que se trata de un tamal gigante, muy similar al zacahuil en cuanto a tamaño y forma, cuya preparación y cocción llevan aproximadamente un día.

El mejor lugar para probar este delicioso manjar es en Huejutla de Reyes, Hidalgo. Dado su sabor, es perfecto para acompañarlo con café negro de olla.

¿Cómo preparar este tamal dulce?

El xojol lleva los ingredientes anteriormente mencionados y a diferencia de los tamales comunes, su cocción se hace en un horno de piedra o lodo, lo que le da un sabor único y una consistencia totalmente diferente a los tamales tradicionales.

Se mezcla la harina de maíz nixtamalizado con la manteca de cerdo. Por cada dos kilos de harina se emplean 2 tazas y media de manteca. Posteriormente se bate con fuerza hasta que la mezcla esponje. Una vez que la masa está en su punto se le agrega piloncillo disuelto en agua, canela molida, pasas y ralladura de coco.

Te podría interesar: Atole: la historia del fiel acompañante de los tamales

Ya que se adicionaron los condimentos, se vuelve a batir la masa hasta tener una consistencia homogénea. Se acomodan las hojas de papatla una a una sin dejar espacios por donde se pueda salir la masa, formando una especie de recipiente. Por último se envuelve y se mete al horno de piedra o lodo a 200°C. Cabe recalcar que los hornos son precalentados con leña por aproximadamente 12 horas antes de prepararlo.

Si deseas elaborarlo en casa y no cuentas con horno de piedra, puedes hornearlo en la estufa y apoyarte de un refractario.

Historias en video



En Vivo